Un torneo para el ver el futuro y recordar el pasado

Los más jóvenes balonmanistas tomaron A Gándara b. n. / D. A.
|

 
EL XXIII Torneo Cidade de Narón sirvió para poner el broche a la gran campaña firmada por la entidad de A Gándara, tanto en sus categorías de base como sénior. La cita tuvo lugar el sábado en el pabellón naronés y contó con la presencia no solo de canteranos y veteranos anfitriones, sino que también saltaron a la pista los balonmanistas del Pontedeume, Culleredo y Lucus.
Iniciaron el programa los y las deportistas infantiles del Narón y del club eumés, que disputaron un triangular ante la baja a última hora del Ártabro herculino. Fueron las balonmanistas las más acertadas en esta prueba, ganando a los de la villa y cayeron por la mínima ante sus compañeros que, en el otro duelo, cayeron ante los eumeses. Ya por la tarde, fue el turno de sénior y veteranos. Precisamente las veteranas naronesas volvían a vestirse corto para verse las caras con un Culleredo superior y que se llevó el trofeo. Por su parte, la victoria quedó en casa en lo que a la cita cadete se refiere. Los recién ascendidos a División de Honor se impusieron en un emocionante duelo al Xallas. Y si la tarde comenzó con las veteranas locales, finalizó con los veteranos, que dirimieron asimismo un triunfo ante el Lucus y el Narón sénior. Este último equipo se hizo con el triunfo, seguido por veteranos y lucenses. Además de la actividad deportiva, la entidad quiso hacer entrega de varios reconocimientos a patrocinadores y colaboradores, como Elías Paz –Grupo Capela–, el colegiado Alberto Picallo o al fotografo de la entidad Juan Fernández. Natalia Hermida, edil de Mocidade, acudió a la entrega de trofeos. Concello, Deputación y Lidl colaboraron en esta prueba.

Un torneo para el ver el futuro y recordar el pasado