Los primeros aparcamientos alternativos supondrán 200 nuevas plazas en la ciudad

La conexión peatonal unirá la calle Deporte y Loureiro, con una actuación valorada en 282.000 euros | jorge meis
|

Las aportaciones de entidades y particulares que se depositaron en la urna sobre peatonalización que estuvo expuesta en el vestíbulo del Concello ya han permitido extraer conclusiones al área de Urbanismo y analizar las propuestas recibidas. En total, se produjeron 784 aportaciones –la mayoría presencial y ocho a través del correo electrónico– y un gran número de ellas –hasta 720– con los mismos contenidos, ya que se trataban de las aportadas por distintas asociaciones de comerciantes y vecinales, que mostraron en su día la oposición a que se reformase la plaza de Armas sin estacionamiento subterráneo.
Sin tener en cuenta este punto –en el que la edil de Urbanismo, fue clara al explicar que el propósito del gobierno, ya incluido en su programa electoral, es la desaparición del parking de Armas–, la concejala aseguró que, en general, las propuestas fueron favorables todas o prácticamente al proceso de peatonalización, aunque teniendo en cuenta una serie de medidas, que, además, ya se están abordando.


En este sentido, Fernández Lemos explicó que de los siete puntos que planteaban la mayoría de las propuestas –salvo el explicitado del aparcamiento subterráneo–, el Concello está trabajando en todos ellos , relativos a estacionamientos alternativos, negociaciones con concesionarias de parkings, mejora del transporte colectivo, arreglos en instalaciones y calles o puesta en marcha de la regulación de aparcamiento en superficie, entre otras.


De este modo, María Fernández explicó que se está hablando con las empresas concesionarias de los estacionamientos privados del Cantón y la plaza de España. En el primer caso, hay problemas de accesibilidad que la propia empresa está dispuesta a abordar, como la instalación de un ascensor que supondría la pérdida de tres plazas. En cuanto a la plaza de España, sin problemas de acceso, y con una planta en desuso, la concesionaria está dispuesta a abrirla al público siempre que no estén cubiertas las plazas de las otras plantas, ya que de no ser así no sería sostenible.


Con respecto a los aparcamientos municipales del mercado, se ha tratado en la comisión del Pepri de A Magdalena el aumento de volumen para instalar un ascensor en el parking que da a la calle de la Iglesia –que supondría una inversión de 60.000 euros– y se ha pedido un informe técnico del aparcamiento de la alameda, para la mejora de instalaciones eléctricas, ventilación y sistemas contraincendios.


Los aparcamientos disuasorios también son una prioridad para el área de Urbanismo y, aunque la edil reconoció que se harán progresivamente para fomentar el transporte público frente al automóvil, sí es cierto que se pondrán dos zonas a disposición del conductor en el menor tiempo posible.


Se trata de una parcela en la calle Alegre, que contaría con 130 plazas disponibles, y en la calle de la Tierra, con 33 aparcamientos más –166 en total–. La inversión municipal precisa para estos estacionamientos disuasorios está presupuestada en 150.000 euros.


En cuanto a la dinamización de las calles, que proponían los comerciantes, la concejala considera que se está llevando a cabo desde las áreas de Promoción Económica y Cultura, y que la mejora del aspecto urbano de la ciudad también pretende ampliarse con la solicitud de ayudas para la iluminación del casco histórico, que debe seguir los parámetros establecidos por ser una zona protegida.


La concejala de Urbanismo agradeció, asimismo, las aportaciones individuales –en torno a una treintena– y aseguró que la mayoría coinciden con la tendencia peatonalizadora del ejecutivo. De hecho, explicó que solo cuatro se muestran en contra de las calles peatonales.


Con respecto al estacionamiento de la plaza de Armas, la edil aseguró que ahora no son precisas más plazas, porque no están llenos los parkings existentes y en caso de que el crecimiento de Ferrol así lo haga necesario, se contemplan zonas como Capitanía, las inmediaciones del teatro Jofre o San Amaro como más idóneas para la construcción de nuevos aparcamientos subterráneos sin tener que llevar los coches al centro de la ciudad, como sería la plaza que ahora se va a remodelar.

Los primeros aparcamientos alternativos supondrán 200 nuevas plazas en la ciudad