Niega que la Policía lo detuviese por venta de marihuana pese a su imputación

|

El dueño de la tienda de semillas de marihuana Grow Shops, Julián Portela Arnaiz, niega su relación con la intervención policial realizada en su establecimiento el pasado jueves. Reconoce que en el domicilio de su empleado, que desde ese día ya no trabaja para él, sí se incautaron efectos relacionados con la venta de droga, pero insiste en que él no tiene nada que ver con ese hecho.
Julián Portela asegura, además, que él no fue detenido y que en su tienda no se incautó ninguna mercancía.
Respecto a la primera de las aseveraciones, este periódico ha podido confirmar que sí fue detenido y trasladado al cuartel, pero que, debido a que se mostró colaborador con los agentes, se le dejó en libertad antes de pasar a disposición judicial, si bien las diligencias sí fueron entregadas en el juzgado de guardia, por lo que sigue figurando como imputado.
La intervención fue efectuada por la Policía Local de Ferrol, con la colaboración de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Ferrol y miembros del cuartel fenés de la Benemérita. Su origen estuvo en las reiteradas quejas de la Asociación de Vecinos de Fene por la supuesta venta de marihuana y también por las sospechas que tenían los agentes municipales.
Como consecuencia de ello se identificó a dos personas que salían de la citada tienda, a las que se intervino una pequeña cantidad de marihuana para consumo propio. A raíz de estos testimonios se realizaron registros en el establecimiento, en el que solo se encontraron artículos cuya venta está permitida, y en la vivienda del ahora ya exdependiente. En esta última los agentes se incautaron de 623 gramos de cogollos de marihuana, 24 gramos de picadura, cuatro plantas medianas y siete más pequeñas con un peso total de 1.250 gramos, además de siete gramos de hachís. La mercancía intervenida fue valorada en algo más de 3.000 euros.

Niega que la Policía lo detuviese por venta de marihuana pese a su imputación