Puigdemont podría evitar el 155 si convoca elecciones sin una declaración de independencia

|

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, podría evitar las medidas del Gobierno en aplicación del artículo 155 de la Constitución si convocara elecciones anticipadas en Cataluña sin realizar una declaración unilateral de independencia.

La opción de una convocatoria de elecciones, según fuentes del Ejecutivo, podría ser válida para la vuelta de la Generalitat a la legalidad, pero subrayan que dependería de cómo se hiciera. En ese sentido, distinguen entre anunciar elecciones autonómicas anticipadas sin más o que fueran aparejadas a la declaración de la independencia.

Puigdemont tiene de plazo hasta las 10.00 horas de hoy para responder al requerimiento del Gobierno de si declaró o no la independencia, y si no contesta, lo hace de forma ambigua o certifica que declaró esa independencia, el Ejecutivo de Mariano Rajoy propondría las medidas que tendría que aprobar el Senado en desarrollo del artículo 155.

 

En una semana

No obstante, el presidente de la Generalitat tendría un tiempo añadido para evitar la puesta en marcha de esas medidas si, por ejemplo convocara las elecciones antes de que el pleno del Senado, que es el que debe avalarlas, diera luz verde a las mismas.

Se baraja que el trámite necesario para esa aprobación en la Cámara Alta podría culminar a finales de la próxima semana.

Como no hay una ley electoral catalana propia, la convocatoria de comicios autonómicos catalanes se rige por Ley Orgánica del Régimen Electoral General, por lo que tendría que cumplir con las normas fijadas en ella.

Si Puigdemont decidiera convocarlas, en aplicación de los plazos de la Loreg y si quiere que sean este año y antes de las fechas navideñas, tendría que hacerlo como máximo el miércoles de la semana que viene, 25 de octubre, porque son necesarios 54 días desde que se convocan hasta que se celebran. Si eso ocurriera, los comicios en Cataluña se celebrarían el 17 de diciembre.

En todo caso, el Gobierno sigue ultimando las medidas derivadas del 155 de la Constitución, así como los plazos para aplicarlas, con los diversos partidos, principalmente con el PSOE y Cs.

Además, el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, hizo ayer una última llamada a la “sensatez” de Puigdemont, para que responda que no declaró la independencia.

 

Sesión de control

Fue en la sesión de control al Gobierno del pleno del Congreso donde Rajoy ha instado al presidente de la Generalitat a que, ante la respuesta que tiene que dar, actúe con “sensatez, equilibrio” y pensando en el interés general.

Lo hizo en respuesta a una pregunta del diputado del PDeCat Jordi Xuclá, quien advirtió de que la aplicación del 155 no resolvería el problema, sería “un grave error” y el “fracaso de la política y el diálogo”, y su aplicación efectiva es “más que dudosa y difícil”.

Rajoy pidió a Xuclá que en su partido hagan un esfuerzo para convencer al presidente de la Generalitat de que no cree más problemas de los que ya creó porque, “si no –dijo–, va a obligar al Gobierno a tomar decisiones que sería mejor no hacerlas nunca”.

Cree que es fácil la respuesta que tiene que dar Puigdemont a si ha declarado o no la independencia y resaltó que, si lo hizo, el Gobierno está obligado por la Constitución a actuar.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en respuesta a otra pregunta del líder de Ciudadanos, Albert Rivera aseguró que el Ejecutivo consultaría a PSOE y Cs antes de aplicar el 155 porque quiere contar con un amplio respaldo en el Congreso además de la mayoría absoluta que necesita en el Senado

 

Apoyo incondicional

Lo que no hizo la vicepresidenta, como tampoco Rajoy, es desvelar las propuestas y plazos para la puesta en marcha del 155, algo que pidió Rivera pero quien, en todo caso, apoyará al Gobierno “haga lo que haga”.

Sáenz de Santamaría insistió en que si hay que recurrir al 155, el responsable será el presidente de la Generalitat, y que el objetivo es la recuperación del autogobierno y la vuelta a la legalidad en beneficio de los catalanes.

En respuesta a otra pregunta del portavoz de ERC, Joan Tardá, Sáenz de Santamaría rechazó que los independentistas puedan dar al Ejecutivo “lecciones de democracia” al hablar de “presos políticos” cuando están impidiendo la labor de la oposición en el Parlamento de Cataluña mientras ellos sí pueden hacer su labor

en el Congreso.

Puigdemont podría evitar el 155 si convoca elecciones sin una declaración de independencia