El lobo marino avistado hace 20 días en Vilarrube se recupera en Nigrán

Rube, en la imagen, tras ser rescatado por la Cemma en las costas de Ferrolterra | xunta
|

La temporada de avistamientos de lobos marinos en las costas gallegas se adelanta este año con respecto a anteriores tal y como constata el hecho de que se hayan producido los rescates de dos cachorros de esta especie. 

El primero, “bautizado” con el nombre de Rube, fue fotografiado por primera vez el pasado 15 de noviembre en la playa de Vilarrube, en Valdoviño, en la Ría de Cedeira. Se trata de un cachorro macho de pocas semanas de tan sólo 11 kilos y que arribó a la costa gallega procedente de las colonias del norte de Europa, probablemente de Irlanda, según informaron desde la Consellería de Medio Ambiente.
Dos días después de ser avistado, Rube quedó atrapado en un palangrillo del barco “Meixón”, desde donde fue trasladado con varias heridas en el cuerpo, muy desnutrido y con una pequeña afición respiratoria a la UCI del centro de coordinación en Nigrán de la Red de Varamentos de Galicia, el plan de actuación avalado por la Xunta para gestionar este tipo de casos y que tiene como única entidad autorizada para el control, seguimiento y rescate de los animales a la Cemma.

El segundo ejemplar, Pabbar,  fue identificado el fin de semana pasado en la playa de Barizo, en Malpica y también trasladado al centro de Nigrán. Ambos permanecerán en las instalaciones de Nigrán hasta que se recuperen de sus heridas y vayan ganando peso, momento en el que serán trasladados previsiblemente al Instituto de Formación Acuícola de la Illa de Arousa, donde cuentan con espacio y piscinas al aire libre. Finalmente y cuando estén en condiciones de valerse por sí mismos, la Xunta y la Cemma contarán solicitarán la colaboración de alguno arrastrero de la flota gallega que faena en el Gran Sol para llevarlos para su liberación probablemente en aguas irlandesas.

No es extraño avistar ejemplares de lobo marino durante esta época en las playas de la costa gallega –desde Ribadeo a Fisterra–. Así estos días se pudo ver en la zona de Cariño un ejemplar  de foca gris bautizado como “Concha” por los vecinos. Desde Medio Ambiente aconsejan no molestarlos ni acercarse a ellos y solo en caso de que estén enfermos o heridos alertar a la Cemma (686989008) o al 112-SOS Galicia a través de su teléfono de emergencias.

El lobo marino avistado hace 20 días en Vilarrube se recupera en Nigrán