“Las nuevas técnicas empiezan a plantear la mejora del cerebro de las personas sanas”

Diario de Ferrol-9999-99-99-999-3b6e3cff_1
|

El cerebro sigue siendo todavía  un gran desconocido. El estudio y desarrollo de las posibilidades de estimular este complejo órgano nervioso para tratar enfermedades derivadas de su deterioro sin la necesidad de recurrir a la cirugía o a la farmacología centran la tarea investigadora del catedrático de Fisiología Humana de la Universidade da Coruña, Javier Cudeiro Mazaira. El doctor en Medicina y director del Centro de Estimulación Cerebral de Galicia impartirá esta tarde una conferencia en la Cátedra Jorge Juan —19.30 horas, Centro Herrerías– para hablar de las “Nuevas técnicas de estimulación para cerebros más sanos”.

¿De qué tipo de técnicas hablará en la conferencia de esta tarde?
De las técnicas de estimulación cerebral no invasivas. Se puede estimular el cerebro sin necesidad de hacer cirugía, desde fuera del cráneo. Son técnicas que utilizan estimulación magnética y estimulación eléctrica a las que cada vez más se les están encontrando mejores protocolos con mejores resultados y con las que se están tratando cada vez más patologías.

¿Desde cuándo se emplean este tipo de procedimientos?
Estas técnicas tienen una trayectoria de más de 20 años pero ahora es cuando empiezan a funcionar realmente bien porque se han hecho muchos trabajos de investigación en sitios de lo más punteros del mundo. Y cada vez más las estamos preparando para que funcionen mejor no solo para tratar enfermedades en personas que tienen un problema en el funcionamiento de su cerebro sino que las expectativas empiezan a ser muy buenas porque se están planteando para mejorar el funcionamiento del cerebro de las personas sanas.

¿En qué sentido?
Se puede hacer que uno sea mejor en matemáticas, lea más rápido, esté despierto y más atento más tiempo... Son técnicas médicas, que quede claro, que tienen una actividad contrastada y comprobada.

¿A qué tipo de enfermedades están dirigidas estas técnicas de estimulación cerebral no invasiva?
A las enfermedades neuropisiquiátricas en general. La depresión es una de ellas. Las Técnicas de Estimulación Magnética Transcraneal (EMT), que es una de las que utilizamos en el Centro de Estimulación Cerebral de Galicia, es muy efectiva para tratar la depresión resistente. También tienen buenos resultados para los trastornos obsesivos compulsivos, a los que la farmacología ayuda mucho pero que no en todos los casos resuelve; para el tratamiento del dolor neuropático, de origen nervioso y donde funciona francamente bien; y para la rehabilitación del ictus. Hay un abanico grande para dar esperanza a muchos pacientes que hasta ahora tenían sus expectativas limitadas a las técnicas tradicionales. Estos nuevos procedimientos no tienen prácticamente ningún efecto secundario y se llevan a cabo en régimen ambulatorio.

El centro que usted dirige es pionero en Galicia en la aplicación de estas técnicas. ¿Qué resultados están obteniendo?
El Centro de Estimulación Cerebral de Galicia es una spin off de la Universidade da Coruña y somos el primer grupo que está trabajando en Galicia con estas técnicas desde el punto de vista médico y terapéutico, para tratar a pacientes. El equipo está integrado por profesionales de los ámbitos de la Medicina y aunque hemos empezado a trabajar no hace todavía un año, la cosa está yendo francamente bien. Estamos teniendo pacientes de una manera más o menos continuada y unos resultados equiparables a los que tienen centros más puntero y con más tradición como la Universidad de Harvard.

¿Continúa siendo el cerebro “un gran desconocido”?
Si a finales del siglo pasado hubo  una gran eclosión de la investigación sobre el espacio exterior (conocer los planetas, el origen del universo, entender la materia oscura...) que son temas fundamentales, ahora, desde mi punto de vista, hay otra última frontera que nos queda más cerca, y es el conocimiento del cerebro, que nos hace como somos, que nos hace distintos, que hace cosas fantásticas, pero que cuando se deteriora también nos da unas patologías devastadoras. Y esto es lo que tenemos que conocer, su funcionamiento, su estructura, para poder dar respuesta a los enormes problemas que se pueden plantear. Y esto es la última nueva frontera que tenemos, y tenemos muchísimo todavía que trabajar, porque el cerebro, todavía sigue siendo, menos que antes, por supuesto, un gran desconocido.

“Las nuevas técnicas empiezan a plantear la mejora del cerebro de las personas sanas”