El Galicia de Caranza marcó diferencias tras el descanso

Futbol - Galicia de Caranza - Residencia
|

 El Galicia de Caranza escaló hasta la séptima plaza de la competición liguera al derrotar al Residencia lucense por 3-0. Fue tras un partido en el que, a pesar de que la lluvia y las inclemencias meteorológicas provocaron que ninguno de los dos equipos pudiese desarrollar su mejor juego, el cuadro local terminó haciendo valer el mejor rendimiento ofrecido por sus jugadores.
Después de una primera parte igualada, el equipo ferrolano se mostró netamente superior en la segunda. El primer gol fue el momento que llevó a que el partido se “rompiese”. Ahí, aunque la escuadra lucense intentó reaccionar y restablecer el empate en el marcador, el Galicia se aprovechó de los espacios dejados por su adversario para crear peligro a la contra y redondear su triunfo a través de dos tantos más.

REVÉS
Peor suerte corrió el Racing, que fue goleado por el Celta B (6-2) en un partido en el que los jugadores de la cantera celeste dieron cuenta de su capacidad. El cuadro verde empezó siendo claramente dominado por su adversario, que marcó un tanto y dispuso de ocasiones como para ampliar esta renta. El grupo visitante, sin embargo, se fue reponiendo y le dio la vuelta al marcador con dos goles casi consecutivos de Carlos López. Parecía que el encuentro iba a llegar así al descanso, pero una acción polémica –que se tradujo en penalti a favor de la escuadra local– y un error a la hora de jugar la pelota permitieron al Celta B anotar dos goles e irse al intermedio –momento en el que además fue expulsado el entrenador de la formación visitante, Nesy Otero– por delante.
En la segunda mitad, el Racing dejó más espacios en busca de la remontada, pero en realidad lo que pasó es que el Celta B aprovechó la situación para, así, redondear la goleada.

El Galicia de Caranza marcó diferencias tras el descanso