Enrique Mallón | “La situación de las auxiliares del naval no merecía una huelga de 22 días”

Enrique Mallón, secretario general de Asime | d. alexandre
|

La Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia (Asime) acaba de cumplir 40 años de existencia y lo ha hecho en plena forma, con más de 600 asociados y nuevos proyectos de cara al próximo año. La entidad seguirá impulsando en Ferrol eventos como las jornadas de eólica offshore GoInterHub o encuentros de trabajo con inversores extranjeros.
Su secretario general, Enrique Mallón, fue uno de los representantes patronales más críticos con la huelga de las auxiliares del naval en la comarca y se muestra cauto con los posibles acuerdos que puedan surgir de la actual mesa de negociación abierta entre sindicatos y empresarios.

Ha sido un año intenso para el sector del metal en la comarca, ¿qué lectura hacen desde Asime?
El año 2017 va a ser positivo tanto en creación de empleo como en facturación, hablamos de un 5% y de un 3% en cada caso. El comportamiento en la comarca de Ferrol del sector del metal es similar, incluso un poco mejor en este último semestre.
Prevemos que en 2018 continúe esa mejoría y, en el caso de la comarca, todo dependerá de lo que pase con los contratos que tiene pendientes Navantia. Los dos únicos lunares de este año en la zona fueron los dos conflictos laborales: primero durante la negociación del convenio y luego con la huelga de las auxiliares.

Su organización fue una de las más críticas con esa huelga.
Fue una sorpresa muy negativa. Creemos, sinceramente, que la situación no lo merecía, no había motivos suficientes para estar 22 días en huelga. Estar tanto tiempo sin trabajar fue un lujo que esta comarca no se podía permitir.
Además, veníamos de firmar un convenio sectorial provincial con unas mejoras salariales y de condiciones de trabajo muy relevantes, con un incremento de en torno al 6%. Por eso no creímos que alcanzase esa dimensión.

¿Cree que saldrá algo en limpio de la actual mesa de negociación entre empresarios y sindicatos?
Aunque ahora reina cierta paz social, queda mucho que hablar porque hay un problema de fondo todavía sin solucionar. Desde Asime creemos que una de las claves de la actual negociación es conocer a quién va a afectar lo que salga de esta mesa negociadora: si va a ser un acuerdo para empresas de forma individual o si va a ser un acuerdo para el sector, porque en ese caso se estaría negociando un convenio colectivo paralelo.
El naval y el metal están absolutamente vinculados, incluso históricamente, en cuanto a negociaciones colectivas y esto no se debe romper por intereses de algunos empresarios. Nosotros estamos a favor del diálogo y de la negociación con la parte social, pero no podemos permitir que la estructura negociadora de esta mesa sea tan amplia, porque ya existe un convenio, insisto, muy mejorado. Hay que ir al meollo de la reivindicación, que parece que es meramente salarial, y si se adoptan medidas tiene que ser en un espectro muy reducido, sin afectar a todo un sector.
No hay que olvidar que la mesa negociadora de Ferrol ha sido creada por algunas empresas, de forma individual, que están asumiendo una responsabilidad muy alta y no pueden pretender que estas decisiones afecten a terceros, porque se podría estar perjudicando la competitividad de otras muchas firmas y de la propia Navantia. Asime va a poner todo de su parte para que ambas partes vean satisfechas sus demandas, sabiendo que es un asunto muy complejo.

¿Qué horizonte se dibuja en 2018 para el sector en la comarca?
Creemos que será el segundo año de la recuperación y dependerá, en gran parte, de cómo se comporten nuestras empresas en el exterior. Para Ferrol, si se cumplen las previsiones incluso más conservadoras, puede ser un punto y aparte para el sector del metal y del naval en particular. Sin perder de vista los proyectos de la eólica marítima que tantas alegrías nos han dado. Pero sin duda será un gran año y eso se nota en el volumen de presupuestos y de pedidos que se están realizando y en el movimiento global de las empresas.

¿Y para la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia?
Acabamos de cumplir 40 años y estamos en un buen momento. Contamos que con unos 600 asociados y más de 50 en la comarca de Ferrol. Seguiremos incidiendo en la formación de los trabajadores y en la internacionalización de las empresas asociadas, para lo cual ya tenemos programada la asistencia a más de 18 eventos por todo el mundo, la mayoría relacionados con la industria naval y de energías marinas.
Este próximo año volveremos a celebrar en Ferrol la tercera edición del GoInterHub de eólica marina, que ya se ha convertido en un referente a nivel nacional y europeo con esta ciudad como epicentro. Y seguiremos realizando talleres de trabajo con empresas e instituciones extranjeras que pueden tener intereses en esta comarca: ya hemos traído a inversores de Escocia, Reino Unido, Australia, que son un importante mercado objetivo y en 2018 haremos alguna de estas jornadas con firmas de Canadá.
Desde Asime creemos que hay que huir de localismos y por eso queremos proyectar la comarca de Ferrol hacia el resto del mundo y en para ello es fundamental que Navantia sea la carta de presentación y tenga buen cartel en el exterior. l

Enrique Mallón | “La situación de las auxiliares del naval no merecía una huelga de 22 días”