Los vecinos de Monte Alto alertan del hundimiento paulatino de una plaza

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-cb00e84a
|

Vecinos del barrio de Monte Alto, residentes en concreto en el entorno de las calles de Valencia y Touro, advierten de que una plaza que sirve de conexión con la avenida de Navarra para decenas de viandantes viene sufriendo un hundimiento paulatino desde hace tiempo. Los afectados temen que se pueda producir un incidente porque no consideran este espacio, a medio camino entre una calle y un patio de manzana, seguro para su uso.

Después de varios años de relativa tranquilidad al lado de la calle del Faro, en Monte Alto, los vecinos de los alrededores han vuelto a ver con preocupación como la zona se deteriora sin que las autoridades pongan soluciones a los problemas. Ahora algunos vecinos se quejan de que la plaza y paso con escaleras que hay al final de la calle de Valencia y la calle de Touro padece un gran deterioro en el firme, que en algunos puntos ha provocado incluso un hundimiento del suelo. 

Esta podría ser tan solo la impresión de los usuarios habituales de ese atajo que ahorra tiempo de trayecto hasta la avenida de Navarra y las calles del General Caridad Pita y el Coronel Cerviño Núñez, pero lo cierto es que el desnivel es evidente a simple vista por la distribución de los elementos geométricos que forman parte del suelo. 

De hecho, la gente teme pisar en zonas concretas por si en algún momento se produce un accidente porque, insisten, hay una falta de garantías de seguridad para los peatones. 

Mala imagen generalizada 
Para los residentes en la zona sería necesaria una actuación urgente para analizar en qué estado se encuentra la plaza –que se ubica en el lugar que antes ocupaba una antigua cantera– y recuperar el tramo de escaleras pero si no fuese así cabría otra posibilidad, el cierre total del paso para evitar que alguna persona resulte dañada. 

Esta opción perjudicaría a muchos viandantes, porque hay gente de todo Monte Alto que pasa por ahí pese a que la zona no sea especialmente conocida, pero no es nueva en el barrio porque el mismo espacio ya está reducido desde hace unos años.

Contaba con una zona de parque con bancos y pequeños espacios verdes a los que hubo que cerrar el paso con grandes vallas porque se detectó un menudeo con drogas. Además la rampa que daba una alternativa de movilidad a las decenas de peldaños  que hay que salvar ya amenaza con caerse desde hace años. El daño es estructural, puesto que en algunas partes incluso se ve el hierro que se utilizó para encofrarla, y aunque no se puede acceder a ella no deja de perjudicar la imagen global del entorno.

Los vecinos de Monte Alto alertan del hundimiento paulatino de una plaza