Detenido un miembro de Resistencia Galega por el atentado de Baralla

|

La Guardia Civil detuvo en Santiago al miembro del grupo terrorista Resistencia Galega Raúl Agulleiro Cartoy, presunto autor del atentado contra la casa consistorial del municipio lucense de Baralla, perpetrado el pasado miércoles.

Según señalaron a Efe fuentes de la lucha antiterrorista, Agulleiro fue arrestado por agentes del servicio de Información del instituto armado a las 15.30 horas en su domicilio de la calle Espíritu Santo de la capital gallega.

Arrestado por un supuesto delito de terrorismo, el detenido es el presunto autor de la colocación del artefacto explosivo que en la madrugada del pasado día 1 ocasionó números daños materiales en la sede del Ayuntamiento de Baralla y en las viviendas de sus inmediaciones.

Raúl Agulleiro, nacido en 1990 en el municipio lucense de Barreiros y con domicilio en Santiago, forma parte, según el Ministerio del Interior, del sector más radical del movimiento independentista gallego.

Además, su presencia en las concentraciones y movilizaciones convocadas en apoyo a los presos de Resistencia Galega ha sido habitual.

actividad

Agulleiro ya había sido detenido en dos ocasiones anteriores por delito de daños y atentado contra agente de la autoridad, ambas dentro de su actividad radical con el grupo independentista, añaden las fuentes.

La operación, que continúa abierta, se desarrolló por orden del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, que dirige Fernando Andreu.

Un amplio dispositivo de la Guardia Civil compuesto por un nutrido grupo de agentes y al menos diez vehículos tomaba el barrio de Santa Clara en el inicio de la operación. Rodearon un edificio de la calle Espírito Santo, a la altura del número 10, y cortaron el tráfico en un tramo de la vía. Abandonaron la zona poco antes de las 18.00 horas tras concluir el registro de la vivienda del joven. La compañera de piso del arrestado, que no fue detenida, se mostró muy afectada al término del dispositivo.

Además se registraron incidentes entre los amigos del arrestado con los agentes que participaban en el dispositivo

Además, también se procedió al registro de algunos de los locales de la asociación A Gentalha do Pichel.

Por su parte, Agulleiro fue incomunicado y trasladado a Madrid, ya que la operación ha sido desarrollada por la Audiencia Nacional, al tratarse de un operativo antiterrorista.

amplia investigación

Casi al mismo tiempo que se producían la detención, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguraba que hay abierta una “amplia investigación por parte de las fuerzas de seguridad del Estado” sobre el atentado que perpetrado en Baralla.

La explosión del artefacto colocado en la entrada de la Casa Consistorial de Baralla fue tan violenta que ha provocado daños estructurales en el edificio, dado que al menos tres pilares de los soportales han quedado “totalmente partidos”, según dijo el alcalde de la localidad, Manuel Gónzalez.

Manuel González explicó que los daños provocados por la deflagración en el Ayuntamiento de Baralla “son peores” de lo que en un principio parecía, según las primeras impresiones de los dos arquitectos y de los técnicos municipales que hoy están revisando la estructura.

Toda “la parte frontal” del edificio ha resultado afectada por la violenta detonación, por lo que los daños materiales se cuantifican en “decenas de miles de euros”, precisó el regidor local.

En cuanto a los propietarios de las viviendas colindantes, que también sufrieron desperfectos como consecuencia de la onda expansiva, el alcalde precisó que el Ayuntamiento “se ha puesto a su disposición” y está “hablando con ellos” para que puedan recuperar la normalidad cuanto antes, aunque indicó que la mayoría “tienen seguro” y están a la espera de la tasación.

En todo caso, precisó que ninguna vivienda particular o local comercial llegó a tener daños “del mismo calibre” que la casa consistorial, que se llevó la peor parte. “Al ver esto se te cae el alma a los pies”, dijo Manuel González.

Detenido un miembro de Resistencia Galega por el atentado de Baralla