El Racing apuesta por la remontada

Gimnàstic de Tarragona-Racing Club Ferrol Ida, 1ª eliminatoria de la fase de ascenso a Segunda División de fútbol Nou Estadi Diari de Tarragona (18-5-2014) TEXTO: Pablo Rey intenta arrebatarle la pelota a Juanjo
|

Nadie dijo que el ascenso fuese a ser fácil. Lo comprobó el Racing el pasado domingo cuando perdió en la ida de la serie que lo enfrenta al Gimnàstic de Tarragona por 2-0, un resultado que lo deja al borde de la eliminación. Pero, como se trata de un duelo de 180 minutos de duración, lo que ahora pretende el equipo ferrolano es que los últimos noventa sean más favorables a sus intereses para avanzar a la siguiente ronda de la promoción. Así que el objetivo que se ha marcado para el encuentro que lo va a enfrentar a la escuadra catalana esta tarde –17.45 horas, A Malata– es el de conseguir una remontada que lo mantenga con vida en la lucha por llegar a la categoría de plata.
El cuadro verde confía para ello en la fortaleza que ha demostrado a lo largo de la temporada en A Malata, donde ha sido el segundo mejor del grupo I, solo ha dejado de ganar en seis de los 19 partidos que allí disputó, marcó más de dos tantos por encuentro y ha mostrado su mejor juego. Si a eso se añade que esta vez contará con el apoyo de una afición que se prevé que haga que A Malata presente su mejor entrada de los últimos años, la misión no parece tan imposible como parecía poco después del choque del Nou Estadi.
El Racing, de todos modos, no quiere pecar de optimista, porque es consciente de la dificultad de conquistar la empresa que sigue. Por eso, tanto técnicos como jugadores se han cansado de recordar durante la semana la importancia de jugar con la dosis de tranquilidad necesaria para no caer en una precipitación que pudiese dar al traste con sus opciones. Al contrario, todos apuestan por mantener las señas de identidad mostradas a lo largo del campeonato como manera de que los goles que se necesitan vayan llegando y, al contrario, que los del Gimnàstic no lleguen a producirse, algo que complicaría la clasificación racinguista para la siguiente ronda.

PLENO
Además, el hecho de que toda la plantilla racinguista –con el regreso del central Pérez, una vez cumplida su sanción– se encuentre en condiciones de jugar aumenta las opciones que tiene el técnico Aira para formar un once titular. La posibilidad de jugar desde el inicio con dos delanteros, para recordarle al Nàstic sus intenciones, o la de mantener el 4-1-4-1, pero dotando al mediocampo de una mayor verticalidad, son las alternativas que maneja el preparador para, de esta manera, desmontar el entramado defensivo que presente un rival que, igual que en la ida, apostará por aprovecha los fallos del contrario para sorprenderlo después a través de las contras generadas por sus hombres rápidos.
Conseguir esta remontada es lo que le falta a un grupo que en las dos últimas temporadas ha demostrado ser merecedor de los aplausos más fuertes, tanto por lo que ha conseguido como por cómo lo ha conseguido. Por eso, si una cosa está clara es que el Racing no se va a dar por vencido antes de que llegue el final. Será algo que, sea el que sea el resultado, confirmará la capacidad de un grupo que ha reavivado el racinguismo.

El Racing apuesta por la remontada