Los vecinos de O Penso rechazan las condiciones de realojo del Concello

Diario de Ferrol-2016-02-06-013-b2e94cf9
|

Cuatro de los vecinos afectados por la demolición de O Penso presentaron denunciaron ayer ante el decanato del Juzgado de Ferrol las condiciones en las que viven desde el inicio, hace dos semanas, de los trabajos de demolición de las dos últimas plantas ilegales del inmueble. Los afectados no aceptan las condiciones de realojo planteadas por el Concello a través de una carta remitida el pasado viernes 29 –las obras se retomaron días antes–.
Así, señalan que, una vez visitados los inmuebles propuestos, consideran que estos reúnen las condiciones necesarias, sin embargo no están conformes con el plazo de 4 meses reflejado en el contrato de arrendamiento y sostienen que “según los reiterados informes del arquitecto las obras van a durar 8 meses”. Es por ello que reclaman un cronograma de su ejecución, con la fecha de la finalización de las obras de la fase 1 para conocer el período de tiempo por el que se va a prolongar su realojo y proponen que el contrato de arrendamiento se extienda hasta el fin de obra.
Tampoco están conformes con que los gastos generados por el consumo de agua, luz, teléfono, gas y recogida de basura tenga que correr a su cargo. “Los propietarios ya están pagando en sus viviendas habituales los gastos mencionados anteriormente además de gastos de hipotecas, en algunos casos. Por lo tanto al no poder vivir con tranquilidad y seguridad en su residencia debido a las obras que se llevan a cabo es lógico y de derecho que los gastos que tengan como inquilinos los pague el arrendatario, en este caso el Concello”, sostienen, “los gastos no excederán los consumos medios de sus viviendas habituales que son demostrables por los recibos”. Sostienen además que ellos seguirán pagando los recibos de los gastos de sus viviendas, ya que no los van a dar de baja. Además sostienen que, por las mismas razones anteriormente expuestas, no están conformes con el hecho de tener que abonar ninguna fianza. En el escrito remitido al Concello piden que el vecino David Arias, con el que aseguran el Concello no se ha puesto en contacto, sea realojado en sus mismas condiciones. 
Los vecinos reivindican una solución a la situación diaria que soportan –remitieron dos escritos en julio y el 27 de enero al Concello solicitando el realojo– y que se ha agravado en los últimos días con la demolición del forjado de la quinta planta.

Los vecinos de O Penso rechazan las condiciones de realojo del Concello