Excesivo castigo para un Somozas falto de acierto

campo Manuel Candocia partido de fútbol entre el Somozas y el Barco
|

El Somozas sufrió un excesivo castigo en el duelo que ayer lo midió a un Barco que llegaba al Manuel Candocia para defender su cuarta posición. Y es que los de María Hernández contaron con más ocasiones en una primera parte en la que se mostró mejor que los ourensanos y en la que, sin embargo, los visitantes estuvieron mucho más acertados, con pocas ocasiones pero llegando al descanso con dos goles en su casillero por uno –anotado por Bellingi– de los locales. 

En el segundo tiempo, y con el viento a favor de los visitantes, el Somozas no pudo aprovechar su superioridad numérica tras la expulsión de Tato. Cambiando el dibujo de su formación sobre el terreno de juego, Hernández y los suyos echaron el resto de cara a buscar un más que necesario triunfo, si bien sin éxito. Los verdiblancos lo intentaron de todas las formas, sin embargo fueron dos jugadas al contraataque, aprovechando los espacios dejados por los anfitriones, las que decidieron finalmente el partido a favor de los de Ourense. La primera obra de David Álvarez y la segunda pocos segundos antes de que el colegiado señalase el final de la contienda. 

El preparador somocense todavía no ha logrado hacerse con esa ansiada victoria desde su llegada y, con este marcador y el empate firmado por el Rápido de Bouzas ayer ante el Arenteiro, los locales siguen fuera de descenso, si bien ahora con un punto menos de renta sobre los vigueses.

Excesivo castigo para un Somozas falto de acierto