Mato rechaza las prisas pero quiere llegar a la investidura con coalición

PSOE ..ngel Mato elecciones municipales
|

Ángel Mato prevé que las dos semanas que quedan hasta el pleno de investidura del 15 de junio sean “intensas pero que a su vez tengan tranquilidad”. Pocas dudas hay de que será el próximo alcalde de Ferrol puesto que, salvo sorpresa mayúscula, cuenta con los anunciados votos favorables de Ferrol en Común y del Bloque Nacionalista Galego. Qué gobierno habrá ese día, quién lo formará y si estarán las áreas repartidas o no, resulta más dudoso. Hasta el momento no hay fijado un calendario de reuniones y, según asegura el socialista, el trabajo está ahora mismo centrado en que cada formación observe los programas y se busquen los puntos de encuentro sobre los que trabajar.  “Se trata de ver más lo que nos une que lo que nos separa”, afirma Mato. 

Con tan poca prisa (“todavía hay tiempo”, insiste el futuro alcalde), se abre la puerta a que se llegue al día 15 con un gobierno de ocho, los ediles socialistas. La intención de Mato, ante esta posibilidad, es la de llegar a la investidura con un acuerdo prácticamente cerrado sobre la mesa. “Se trata de hacer las cosas bien, de ir despacio y de que queden pocos flecos sueltos”.

Es el mismo mensaje prudente que se ha escuchado de boca del candidato socialista desde la noche electoral. Ha habido conversaciones con las otras fuerzas políticas, informales, hace días, pero pocos avances concretos. El futuro alcalde quiere una coalición con los tres partidos que conforman el espectro ideológico más a la izquierda y que tendrá enfrente a una única fuerza de derecha, el Partido Popular que lidera José Manuel Rey Varela. “Es a lo que aspiro”, afirma Mato, “pero no depende de mí y soy muy respetuoso para que cada partido tome sus propias decisiones”.

Desde el BNG esperan a que haya una convocatoria formal y no muestran tampoco excesiva prisa. En FeC aseguran que, tras el ofrecimiento a pactar, es Mato quien tiene que tener la iniciativa. Ambos esperan un movimiento de quien, por sus resultados electorales, tiene la responsabilidad de negociar. Los “comunes” ya han expresado su disponibilidad para entrar en el gobierno y asumir responsabilidades en la coalición. En el BNG esta decisión dependerá del cumplimiento o no de las líneas maestras de su programa. Ya en el anterior mandato fueron interpelados varias veces para entrar en el gobierno pero se mantuvieron en la oposición.

Mato rechaza las prisas pero quiere llegar a la investidura con coalición