El Partido Popular se une a la denuncia de “abandono” de las políticas de conciliación

Cristina Prados y Paloma Rodríguez en la firma del convenio | jorge meis
|

La falta de medidas de conciliación por parte del Concello de Ferrol ha vuelto a provocar críticas por parte de la oposición. A las denuncias realizadas hace unos días por Ferrol en Común se suma también el Partido Popular, que ya había presentado mociones al respecto, como la de reactivar los campamentos de verano. La concejala Elvira Miramontes critica la “ausencia de políticas de igualdad y de conciliación” y “lamenta profundamente” que el alcalde, Ángel Mato, “mantenga vacía de contenido la concejalía de Mujer, Igualdad, Juventud y Minorías Étnicas”.

Piden que se le dé a este departamento –dirigido por Cristina Prados– la importancia que merece, “en lugar de tratarla como a una concejalía menor”. “Las mujeres ferrolanas no merecen esto”, añade Miramontes. “Hay desidia y hay abandono” y “frente a ello el grupo popular ha hecho propuestas” que “se han visto frenadas por el ejecutivo municipal”.

En este sentido, la concejala pone como ejemplo la falta de cumplimiento de la moción para crear un servicio de atención domiciliaria a la infancia, “que en atención a las circunstancias que estamos sufriendo se hace todavía más necesario”. A pesar de que la propuesta contó con el respaldo del pleno, “el señor Mato mira para otro lado y abandona a las familias ferrolanas”.

La renuncia a subvenciones de Igualdad o la falta de actividad de la Casa da Muller están también en el punto de mira del Partido Popular. “Desde hace más de un año la Casa da Muller no oferta ningún programa de actividades, no hay talleres ni cursos formativos y esto es un hecho sin precedentes en los últimos gobiernos municipales”, indica Elvira Miramontes. “Hay que reinventarse y buscar fórmulas nuevas para dar el servicio a los ciudadanos, en lugar de quedarnos en nuestro palacio de cristal, como parece que le sucede al señor Mato”.

Critica además el PP que sus solicitudes en comisión tienen como respuesta “el silencio” o “la obstaculización”. l

El Partido Popular se une a la denuncia de “abandono” de las políticas de conciliación