El BNG, el PSdeG y el PPdeG cargan contra En Marea por votar en el Senado en contra del AVE gallego

La senadora de En Marea, Vanessa Angustia, a la derecha junto a sus compañeros de grupo | zipi (efe)
|

El BNG, el PSdeG y el PPdeG coincidieron ayer al criticar que En Marea votase en contra de una moción presentada por el socialista gallego Modesto Pose en el Senado que incluía garantizar la llegada del AVE a Galicia en 2019.

En primer lugar, Ana Pontón, del BNG, criticó que con este tipo de posicionamientos “al final” se ve como “para las fuerzas estatales” Galicia “no cuenta”. “Nuestro país parece que siempre tiene que estar en el tren de cola”, censuró la líder del Bloque, que consideró necesaria “una voz fuerte que defienda nuestros intereses”.

Además, la portavoz nacionalista aprovechó para asegurar que “lo más grave” es que, ante los “incumplimientos” del Gobierno estatal con Galicia, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, “en lo único que piensa es en no caer antipático en Madrid”.

Tras ello, el diputado socialista Abel Losada calificó la postura de En Marea de “profundamente negativa y preocupante”. “En el tema uno de cualquier manual de economía se sabe que las dotaciones de capital físico y las infraestructuras son mecanismos de crecimiento económico”, señaló.

En este sentido, aseguró que las autopistas y los trenes de alta velocidad “sitúan a los territorios en el mapa económico” por lo que ha censurado que “un partido que se dice representante de Galicia” vote “en contra de ello”. “Supongo que tendrá una explicación pero me parece muy grave y preocupante”, señaló.

“En contra de todo”

Por su parte, la parlamentaria popular Paula Prado consideró que la postura de En Marea “va en su línea” de “estar en contra de todas las propuestas que supongan un avance para Galicia”. “El AVE para Galicia es fundamental”, manifestó la dirigente popular, que aseguró que el posicionamiento del partido instrumental “demuestra su verdadero sentir”.

Y es que, según indicó, la iniciativa de los socialistas también incluía otras infraestructuras importantes para Galicia como “solucionar el problema de las nieblas de la A-8” o “el desarrollo de las intermodales”. “Resulta también sorprendente que los alcaldes que tienen estaciones intermodales por desarrollar no hayan dicho nada”, manifestó.

Al respecto, el viceportavoz parlamentario de En Marea, Antón Sánchez, rechazó que el partido instrumental esté en contra de esta infraestructura. Así, Sánchez dejó claro que “En Marea considera que tiene que terminarse el AVE en plazos y en condiciones” y “sin ningún tipo de rebaja de las que quiere realizar el Ministerio de Fomento con el silencio cómplice de la Xunta”. Tras ello, puntualizó que “la moción del PSdeG no era una moción sobre el AVE sino sobre la política de infraestructuras global de Galicia”. “No es cierto que sea una posición con respecto al AVE, era una posición global sobre el modelo de infraestructuras y, evidentemente, nosotros discrepamos con el modelo de infraestructuras”, zanjó.

Votación

El pleno del Senado aprobó la moción con el apoyo del PP, PSOE y el PNV. A partir de una moción propuesta por el PSOE, los grupos parlamentarios llegaron a un acuerdo que los populares y socialistas calificaron de “ejemplo” de diálogo “para dar respuesta a los intereses” de los gallegos. El texto modificado fue respaldado también por la mayoría de los partidos del Grupo Mixto, mientras que ERC y el PDeCat se abstuvieron y Unidos Podemos, entre ellos la gallega Vanessa Angustia, votaron en contra.

El BNG, el PSdeG y el PPdeG cargan contra En Marea por votar en el Senado en contra del AVE gallego