Vallado un edificio de la calle María que sufrió un desplome de fachada

imagen del inmueble, ya con las vallas colocadas por la policía local
|

La Policía Local tuvo que intervenir en la tarde de ayer para vallar un edificio que sufrió un desprendimiento de fachada en la calle María, frente al edificio de los sindicatos. El desplome se produjo hacia el interior de la parcela y no hacia la calle, por lo que no se ocasionaron daños salvo los ocasionados en el propio inmueble.
La vivienda, con un cartel de una inmobiliaria en su fachada principal, ofrecía una imagen de deterioro evidente y, de hecho, sobre ella pesaba ya una orden de ejecución incumplida por el propietario. Así lo confirmó el concejal de Urbanismo, Guillermo Evia, que señaló que hace unas semanas bomberos y efectivos de la Policía Local se personaron en el inmueble como consecuencia de una caída de cascotes y que él mismo pudo comprobar desde un edificio próximo que el estado del inmueble presentaba riesgos.

desobediencia
El concejal de Urbanismo indicó que pese a que ahora desde el Concello sí se actúa requiriendo a los propietarios para que actúen en los edificios que presentan riesgos por su estado de deterioro “todavía hay alguno que no obedece”.
Por este motivo, si no se atienden las órdenes municipales, se establecen multas de entre mil y seis mil euros y el Concello puede llegar a ejecutar las obras pendientes, si así lo estima oportuno, reclamando después la cuantía al propietario. Evia recuerda que el último caso en el que el Ayuntamiento actuó de este modo fue en un edificio de la carretera de Castilla el mes pasado, en el que hubo que demoler parte de una vivienda que presentaba peligro de desprendimiento.
A pesar de que “antes estos incumplimientos salían gratis y ahora no”, el concejal del área señala que todavía hay muchos edificios en malas condiciones y muchos problemas que resolver en los barrios más antiguos de la ciudad.

Vallado un edificio de la calle María que sufrió un desplome de fachada