Benestar Animal lleva dos años para aprobar la ordenanza que regule la convivencia con las mascotas

|

Desde que en julio de 2015 se derogó la anterior ordenanza de animales que regía en el Concello de Ferrol hasta la actualidad, el gobierno de Ferrol en Común trabaja en una nueva ordenanza, tras contar con la primera concejalía de la historia del Ayuntamiento ferrolano destinada únicamente al Benestar Animal.
Dos años después todavía no se encuentra en vigor la nueva regulación, que ordena la convivencia entre las mascotas y las personas en una ciudad en la que están censados miles de perros y existen importante colonias de gatos sin control, que hacen que el número de gatos callejeros supere el millar. La puesta en marcha de una playa de perros, las sanciones por defecaciones en las calles, las horas de presencia de animales en parques u otras cuestiones están a expensas de la aprobación de la ordenanza, que recibió el visto bueno del pleno en enero de este año y de la que no se ha vuelto a saber nada. 
Críticas socialistas 
El concejal socialista Germán Costoya llamó ayer la atención sobre este hecho y denunció que el gobierno local “ten abandonados aos veciños con mascotas da nosa cidade”.
El edil hizo pública su denuncia de un hecho que consideró “absolutamente insostible”, la inexistencia de una ordenanza de convivencia responsable y protección animal.
El concejal recordó que en 2015 se procedió a derogar la anterior nomativa a este respecto y se inició la elaboración de una nueva ordenanza, en colaboración con entidades animalistas de la ciudad, algo que aún no se ha plasmado en una ordenanza en vigor. Además, Costoya criticó que la situación se grava al tener en cuenta que en este mandato se creó específicamente una concejalía de Benestar Animal. El fallo radicó, ironizó el que fue concejal de servizos antes de la ruptura del pacto, “en que o que non se fixo foi poñer unha persoa capaz de xestonar algo e traballar”, el alusión al responsable de Benestar Animal, Luis Victoria.
Desde la aprobación  inicial del documento, en enero de este año, se abrió un plazo de presentación de alegaciones y estudio de las mismas, aunque no se ha llevado a aprobación la inclusión o rechazo de estas y, como aseguró el concejal socialistas, no se sabe si se han tenido en cuenta o no las presentadas incluso por este grupo de la oposición.
Para Costoya la norma es fundamental dado que actualmente quedan sin regular cuestiones como la presencia de animales en las playas, animales abandonados o perdidos en espacios públicos, condiciones de salud y defecaciones en las calles de la ciudad o tenencia de animales  calificados como peligrosos.
También lamenta el edil que no se hayan promovido controles de colonias de gatos existentes, como sucede en otros concellos y achaca la situación a la "ineptitude dun concelleiro que parece buscar so o benestar personal". l

Benestar Animal lleva dos años para aprobar la ordenanza que regule la convivencia con las mascotas