El paro entre los titulados superiores españoles triplica la media de la OCDE

|

La tasa de paro de los españoles universitarios y con Formación Profesional (FP) superior asciende al 14%, mientras que la media de la OCDE es del 5%, lo que significa que en nuestro país dichos niveles de estudios no reducen el riesgo de desempleo como en otros países.

Esta es una de las principales conclusiones del informe de la OCDE Panorama de la Educación 2014, presentado por la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, y el director de Innovación de la OCDE, Dirk van Damme.

Un título de educación terciaria (FP superior y universitario) en España “no reduce el riesgo de desempleo tanto como en otros países”, destacó Van Damme, que explicó que la media es del 55% en España y del 63% en otros países de la OCDE.

Gomendio explicó que, aunque tanto en la OCDE como en la UE y España a mayor nivel de formación menor nivel de desempleo, “el problema es que en nuestro país la protección al que contribuye un mayor nivel de formación es comparativamente menor” a la de otros países.

Por ejemplo, en la OCDE el nivel de desempleo de las personas sin superar la ESO es del 13,6% y en España es del 30% y en la terciaria la diferencia se triplica.

crisis

La secretaria de Estado argumentó que la crisis “obviamente” implica mayores niveles de desempleo, pero que la explicación pasa porque las competencias básicas en lectura y matemáticas que los estudiantes obtienen son “muy pequeñas” respecto a otros países. Gomendio recalcó que adquirir unas competencias básicas correctas ayuda más a encontrar empleo y a conseguir mejoras salariales.

Otros aspectos de España respecto a la media de la OCDE, con datos 2011 y 2012, son que hay una diferencia en la formación alcanzada por los adultos de más de un 20%, que es mayor el peso de los centros concertados, o que el profesorado de la ESO comienza su carrera con un salario un 26% o superior.

 Además, los estudiantes –incluidos los universitarios– tardan más en acabar sus estudios y estos últimos obtienen su primera titulación universitaria con 26,9 años frente a los 24 años que tienen, por ejemplo, en el Reino Unido.  Por otra parte, Gomendio pidió a las familias una mayor implicación en la educación de sus hijos con el argumento de que está demostrado que con cuanta mayor frecuencia los padres les preguntan qué tal les va en el colegio mejora su rendimiento. “Algo tan sencillo como que los padres se interesen por el progreso de los alumnos en el colegio” mejora de “una forma impresionante” el rendimiento de los alumnos, dijo.

Así los alumnos entienden de sus padres que lo que estudian es “algo importante”. n

El paro entre los titulados superiores españoles triplica la media de la OCDE