Sánchez pedirá en el Pleno del día 22 la prórroga del estado de alarma

Pedro Sánchez | aec
|

Los representantes del PP, Vox y Cs en la Junta de Portavoces del Congreso criticaron ayer que el debate sobre una posible autorización de otra prórroga del estado de alarma vaya a tener lugar el día 22 a la vez que el debate sobre las últimas cumbres europeas.

Fuentes parlamentarias indicaron que este fue uno de los asuntos más controvertidos de la reunión, tras conocerse que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparecería el 22 de abril ante el pleno para informar sobre los resultados de los consejos europeos recientes.

La opción que suscitó el apoyo de la mayoría parlamentaria fue que ese punto, el de las cumbres de la UE de los meses de febrero y marzo (cuatro son las que Sánchez tiene pendiente de explicar en la Cámara), se debata a la vez que las condiciones de una posible tercera prórroga de la alarma, que el Gobierno aún no pidió al Congreso.  

 

Agotar el plazo

El orden del día del 22 de abril, por tanto, contará con esos dos puntos, aunque el de la prórroga supeditado a que el Gobierno la solicite.  Si lo hace, tendrá que debatirse la semana que viene porque la Constitución señala que la autorización debe formalizarse antes de que acabe el plazo de la vigente, es decir, antes del 26.

En la crítica a que dos aspectos tan relevantes se debatan a la vez coincidieron PP, Vox y Cs, aunque con un matiz. De acuerdo con la versión de fuentes parlamentarias, el portavoz adjunto del grupo “naranja”, Edmundo Bal, abogó por que se celebren dos debates diferenciados pero en el mismo día, por razones sanitarias.

 

Reanudar la actividad

Precisamente razones sanitarias esgrimió la mayoría parlamentaria, incluida aquí Cs y Vox, aunque este grupo con matices, para rechazar la pretensión de la portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, de reanudar la actividad parlamentaria “en plenitud” y, por tanto, de permitir que vayan más diputados a los plenos y a las comisiones.

Se mostró partidaria de que un protocolo sanitario avale esta posibilidad conforme a unas medidas claras de distancia o de uso de elementos de protección.

Álvarez de Toledo, en la rueda de prensa posterior a la Junta, desveló que su homologo de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha planteado aumentar el porcentaje de asistencia que tácitamente, y para estas fechas, han acordado los propios portavoces: de un 10 a un 16 por ciento.

Ello supondría que entre los parlamentarios que acudan al hemiciclo podría haber dos o tres escaños de distancia, e incluso, en algunas bancadas, hasta filas enteras, en palabras de la portavoz del PP.

 

Sin consenso

Pero no se alcanzó consenso al respecto, por lo que el nivel de representación de los grupos en los plenos y en las comisiones, mientras dure la emergencia sanitaria y el comité interno del Congreso no establezca lo contrario, se mantendrá como hasta la fecha. Mañana, en la sesión de control al Gobierno, podrá verse.

Tampoco ha habido un respaldo mayoritario a la opción, también del PP, de que se habiliten semanas de julio y de agosto, meses que no acogen actividad salvo en determinadas excepciones, para organizar plenos que permitan compensar la suspensión legislativa del último mes.

Sí se va a estudiar un cambio en el sistema de voto telemático, de manera que éste se emita después de los debates y no mientras tengan lugar, indicó la diputada popular.

Ante los medios, después de la Junta, Álvarez de Toledo ha expresado sus críticas a que el pleno del 22 de abril acoja en un mismo punto los debates de las cumbres europeas y de la previsible tercera prórroga. A su juicio, Sánchez intenta “diluir” su responsabilidad en la gestión de la crisis del coronavirus. “Una operación para escurrir el bulto de su responsabilidad”, añadió.

Sánchez pedirá en el Pleno del día 22 la prórroga del estado de alarma