Lo importante de verdad está en el campo

Racing de Ferrol contra Lealtad
|

Entre los movimientos en la plantilla –las salidas de Iosu Villar y Thiago se compensan con el alta de Nano– y las quejas de algunos futbolistas por no jugar un papel tan destacado como creen merecer –Dalmau “amagó” con cambiar el club ferrolano por otro en el que disfrute de más minutos–, a lo largo de esta semana en el entorno del equipo ferrolano se ha hablado de casi todo menos del partido de hoy. Pero en realidad el encuentro ante el Atlético Astorga de esta tarde –17.00 horas, A Malata– es lo más importante, porque el resultado que en él se dé es el que hará que el conjunto local siga en la lucha por las cuatro posiciones que clasifican para la promoción de ascenso o se descuelgue más de ellas.
Puesto que a domicilio no es capaz de sumar los puntos que le hacen falta para auparse a esos lugares, el Racing es consciente de que necesita seguir ganando como local para, al menos, continuar a una distancia más o menos prudencial de esas plazas. El equipo ferrolano, que ya acumula ocho victorias consecutivas en su feudo, hoy pretende por eso enlazar la novena para que los lugares en los que pretende estar al final de la liga regular sigan, como mínimo, a tres puntos de distancia, aunque espera que los resultados que se den en esta jornada le permitan estar a menos.
Para ello, el Racing espera hacer valer su capacidad realizadora cuando ejerce de local y la mejoría defensiva que parece haber empezado a atisbar últimamente, ya que en los partidos recientes ha dejado de encajar tantos goles como durante las primeras jornadas del campeonato liguero. Si a eso se le añade la capacidad de unos jugadores de primer nivel dentro de la categoría –aumentada incluso con la llegada de Nano–, el resultado es que el cuadro verde presentará un once inicial de garantías para luchar por la victoria y, así, seguir acechando la cuarta posición.

antecedentes
Será el tercer enfrentamiento de la temporada entre ambos –los anteriores se produjeron en septiembre, el primero con motivo de la Copa del Rey, con goleada racinguista, y el segundo dentro del campeonato liguero, partido en el que el cuadro maragato logró “in extremis” el empate–. Sin embargo, que el Atlético Astorga haya cambiado de entrenador recientemente –Pepe Calvo ocupa ahora el lugar de Carlos Tornadijo– puede hacer que el conjunto leonés varíe su manera de jugar. De todas formas, lo más probable es que su intención sea la de estar bien plantado en defensa y, a partir de ahí, buscar su opción a través del contraataque.
Así que de la capacidad que tenga el cuadro verde para controlar la velocidad de su rival va a depender en gran medida el resultado del partido. Será de esta manera como el Racing esté en condiciones de lograr una victoria que le permitiría olvidar todos los problemas que han aparecido a lo largo de la semana y ocuparse de lo que en realidad importa, que es lo que pase esta tarde en el terreno de juego.

Lo importante de verdad está en el campo