Los aspirantes a socorristas no llegan para cubrir las plazas en las playas

Diario de Ferrol-2018-06-09-003-e08b6f26
|

A una semana de que comience la temporada de playas, la contratación de socorristas vuelve a estar en el punto de mira tras los problemas surgidos el año pasado, en el que ningún candidato pudo superar las  pruebas de mar, por errores en la elaboración de las bases. Este año, está en marcha la fase de concurso y el próximo lunes se llevarán a cabo las  de piscina –10.30 horas, en Caranza–. Sin embargo, pese a que el Concello anunció esta misma semana que se habían presentado cerca de 70 solicitudes para las 52 plazas ofertadas, lo cierto es que solo 48 figuran como admitidos en el proceso de contratación para el servicio de salvamento en los arenales ferrolanos.
Así, aun antes de comenzar las pruebas y de saber si todos resultarán aptos, el número de personas que optan a las plazas ya no son suficientes para cubrir la totalidad de estas –52 socorristas más un coordinador de playas–. Entre los 48 candidatos figuran únicamente siete mujeres y los demás, 41, son hombres. La mayoría de los participantes en la oposición ya han formado parte de anteriores convocatorias y ejercido como socorristas en Ferrol u otros municipios.
El año pasado comenzaron la temporada de playas 44 efectivos, quedando dos vacantes, y para esta temporada, que se ofertaban más plazas y se espera ampliar el número de arenales, incluyendo Caranza, ya habría cuatro plazas sin cubrir.

Prueba en piscina
Los aspirantes no tendrán, sin embargo, que hacer frente a una prueba en mar abierto como la que resultó fallida el año pasado, ya que además de la fase de concurso –cuyos resultados ya se encuentran publicados en la web y en la que figuran 48 candidatos, más uno excluido por no figurar como socorrista acuático–, solo se contempla una actividad en la fase de oposición, la de prueba combinada en piscina, que se valorará de cero a seis puntos.
Se retira así de las bases la práctica en mar abierto, donde llevarán a cabo su labor la mayoría de los socorristas. Aunque en 2017 se realizaron y no se puntuaron finalmente, en 2016 –el primer año en el que el Concello se hizo cargo de forma directa de la gestión– sí se realizaron pruebas de mar en San Xurxo. Las bases fueron cambiadas, sin embargo, al año siguiente.
Las 53 mejores puntuaciones, sumando las fases de concurso y oposición serán las que obtengan el puesto, algo nada inalcanzable, teniendo en cuenta que solo 48 optan a las pruebas.
De todos modos, además de las plazas que ahora se ofertan, hace escasos días –28 de mayo– se notificó al Concello una subvención de la Xunta con este mismo objeto de contratación –con un importe máximo de 45.000 euros–, por lo que se abrirá un nuevo proceso de selección a través del Servicio Público de Empleo, para que aquellos aspirantes o candidatos que no entregaron su documentación en los plazos previstos, incluso procedentes de otras autonomías, puedan optar a cubrir alguna de las vacantes y formar parte de la lista de espera –si hay suficientes candidatos–. 
El contrato para el servicio es de tres meses y el salario es de 1.392,38 euros para los socorristas y 1.710,93 euros para el que resulte coordinador del servicio.

Los aspirantes a socorristas no llegan para cubrir las plazas en las playas