La Xunta propone cuatro nuevas rebajas fiscales en sus presupuestos

|

El Gobierno gallego dio ayer el visto bueno a su proyecto de presupuestos para el próximo año, que agota el techo de gasto aprobado esta semana en el Parlamento, por 9.850 millones de euros, un 3,8 por ciento más que este año.
Además, según explicaron en conferencia de prensa el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el conselleiro de Hacienda, Valeriano Martínez, el Gobierno gallego rebajará el próximo año cuatro nuevos impuestos relativos a la compra de vivienda usada, sucesiones para herencias entre hermanos, deducciones fiscales para innovación y la eliminación de la subida para el impuesto de patrimonio realizada en 2013.
En total, las cuentas del próximo año tendrán 363 millones de euros más que el presente ejercicio para gasto no financiero, de los que 270 se destinarán a gasto social –203 a Sanidad y Educación–, y por primera vez se incluirá una partida específica para el Xacobeo 2021, dentro del área de Turismo, que se eleva a 7,25 millones de euros. 

“Expansivas y prudentes”
Feijóo destacó que la aprobación de las cuentas gallegas, “expansivas y con prudencia”, supone una buena noticia en el contexto de “inestabilidad” económica y política que se vive en el conjunto del país, ha asegurado. Las cuentas del año próximo estiman que Galicia crecerá un 2,5 por ciento, dos décimas más que el conjunto de la economía española, y que el paro descenderá hasta el 12,7 por ciento, con la creación de 15.000 empleos a tiempo completo. 
En materia fiscal, el Gobierno gallego prevé eliminar el próximo año el impuesto de sucesiones para el 60% de las herencias entre hermanos, mientras que el 40% restante tendrá una rebaja.
Según el presidente gallego, en un contexto de desaceleración económica como el que se prevé conviene “no incrementar las cargas de los gallegos”, como pretende el Gobierno con su proyecto de presupuestos, sino reducirlas. 
Por ello la Xunta mantendrá las rebajas fiscales en vigor cuyo impacto en las cuentas públicas desde su puesta en marcha ha sido de 1.100 millones de euros.  Feijóo destacó que el 99,6% de los gallegos ya no pagaban impuesto de sucesiones por las herencias de padres, hijos o cónyuges y ahora seis de cada diez entre hermanos tampoco pagarán este tributo al elevar el mínimo exento de 8.000 a 16.000 euros. 
También prevé la Xunta bajar el Impuesto de Transmisión Patrimonial (ITP) por vivienda usada habitual del 8 al 7% en general, con un límite de 200.000 euros por unidad familiar y del 4 al 3% para jóvenes y familias numerosas.  En cuanto a la subida del 20% en el tipo del impuesto de patrimonio acordada en 2013, la Xunta ha decidido dejarla sin efecto y regresar al valor anterior. 
En cuanto a innovación, se prevé que las pymes innovadoras y de base tecnológica tengan un descuento de entre el 20 y el 30 por ciento.  La Xunta prevé que las inversiones con cargo a recursos propios lleguen a 1.652,3 millones de euros, un 5,3 por ciento más que este año, lo que supondrá que Galicia continúe entre las primeras comunidades en inversión con sus recursos. Entre otras partidas que detallaron, destaca un aumento de los fondos dedicados a empleo “un 7,5% más”, para crear “más empleo y de mayor calidad”, y también el aumento de 22,3 millones (307,8%) en movilidad, por las intermodales, y de 20,2 millones en I+D, un 18,9%, por encima del aumento medio de las cuentas, de un 3,8%. 

Cuarto seguido al alza
El presidente gallego aseguró que el presupuesto, el cuarto consecutivo al alza, es el mayor desde 2010, pero “por debajo aún del bipartito”, ya que no hay más ingresos. Defendió las políticas de consolidación fiscal, ya que el año próximo Galicia prevé tener un déficit del 0,1 por ciento, 69 millones de euros, y la partida del pago de intereses de deuda es la única que se reduce en los presupuestos, que aun así será de 165 millones de euros, cinco millones menos que hace un año. 
Feijóo destacó, además, que las cuentas públicas prevén una subida salarial para los funcionarios del 2,4%, si bien advirtió de que el Gobierno deberá habilitar un mecanismo, bien mediante los Presupuestos Generales bien mediante un Real Decreto, para que la Xunta pueda abonar esa partida.

La Xunta propone cuatro nuevas rebajas fiscales en sus presupuestos