Los estudiantes de Ferrol vuelven a clase en una jornada sin incidencias

Los alumnos del colegio Compañía de María pudieron disfrutar ayer gracias al sol de un recreo en el exterior | d. alexandre
|

La vuelta a la rutina escolar tras las navidades, al menos para los alumnos, nunca es fácil. Tras dos semanas de festejos, regalos y dulces típicos de las fechas, el retorno a las aulas, especialmente en Ferrol, con un día libre más, siempre resulta costoso. Afortunadamente y aun a pesar de la borrasca Filomena –que ayer dio un pequeño respiro durante buena parte del día con cielos despejados–, la primera jornada escolar del año se saldó en la ciudad naval sin ninguna incidencia.

El consenso de los directores de los centros de Ferrol es que ha sido un buen día, aunque todos destacan que ha habido algunas ausencias en muchas aulas, algo que, por otro lado, no resulta raro. El hecho de que esta primera jornada caiga en viernes parece ser el motivo principal, aunque los catarros y las gripes estacionales también afectan, como señala la dirección del colegio Compañía de María. En este centro se registraron algunas ausencias en las clases, unas tres por aula, aunque aclaran que es normal en esta época del año. Del mismo modo, el sol permitió a los alumnos disfrutar de un más que merecido recreo en el exterior, pese a que la situación actual obliga a que las clases permanezcan con las ventanas abiertas –eso sí, con calefacción–.

Por otra parte, desde el colegio Cristo Rey apuntaron que las clases se desarrollaron “con total normalidad” pese a que se han registrado faltas de alumnos. Al respecto de esto, la dirección señaló que los padres se mostraron tranquilos ante la situación sanitaria, apuntando, además, que aunque ha habido casos de niños que se han contagiado durante las navidades, estos se han dado fuera del ámbito escolar y, por ello, no afecta al buen funcionamiento del centro.

La misma tranquilidad transmite la dirección del colegio Ludy, que destaca que “han venido menos niños de los que están matriculados”, aunque se trata de una situación normal teniendo en cuenta que se trata de una jornada de “transición” entre las vacaciones y el fin de semana. Por último, en el IES Catabois, apuntaron que se registraron más faltas de los habitual, pero que en relación al coronavirus tan solo tienen una docente ausente por PCR positiva que se contagió durante las vacaciones y una alumna que terminará hoy la cuarentena.

Los estudiantes de Ferrol vuelven a clase en una jornada sin incidencias