Santalices reclama un gran pacto para luchar contra la corrupción

El presidente del Parlamento gallego, Miguel Santalices | xoán rey (efe)
|

El presidente del Parlamento gallego, Miguel Santalices, reclamó un gran pacto contra la corrupción, en el que se pongan de acuerdo todos los partidos y también otros sectores de la sociedad, y pidió que se destinen “los recursos que fueran necesarios” para prevenirla y combatirla.

“En la lucha contra la corrupción lo correcto sería que nos pusiéramos de acuerdo y poner los recursos que fueran necesarios”, afirmó, y sostuvo que “la corrupción hace que la gente no crea en sus representantes y genera una merma importante en la política que conlleva el riesgo de perder el sistema democrático”.

Santalices defiende, en cualquier caso, “el camino emprendido por Galicia” en la lucha contra la corrupción, como las nuevas facultades del Consello de Contas, e insistió en que “ahora toca un gran pacto” para prevenirla.

“Me preocupa que la imagen que se da de los políticos sea la que dan los barómetros, no es buena”, reconoce el presidente del Parlamento, que considera que es preciso “reflexionar” sobre qué están haciendo los políticos “para que se tenga esta imagen tan mala” del trabajo que realizan. Además de estar alejados de cualquier sombra de duda que los relacione con la corrupción, señaló, entre otras posibles causas de desafección, “que en el Parlamento a veces no se aborden cuestiones de temas que le preocupan a la ciudadanía” o que se afronte el trabajo parlamentario “desde una óptica de crispación”.

Ambiente correcto

Afirmó que habla habitualmente con los portavoces de todos los grupos políticos en la Cámara –PPdeG, En Marea, PSdeG y BNG– y sostuvo que en esta legislatura, “marcada por una amplísima renovación” en los cuatro grupos, hay un ambiente correcto y de “absoluta normalidad”. “No creo que haya la percepción de que sea un árbitro que barre para casa”, afirmó sobre su papel de presidente, e incidió en que su labor es “proteger los derechos de todos los diputados”, algo en lo que procura esforzarse. Sobre sus compañeros de partido, reiteró: “Yo me siento cómodo donde estoy, respetan mi pensamiento, puedo expresarme como quiero.”

Admitió que no aspira a ninguna otra responsabilidad política y afirmó que nunca esperó ser presidente del Parlamento, ya que con haber sido presidente de la comisión de Sanidad su aspiración política estaba satisfecha.

Santalices reclama un gran pacto para luchar contra la corrupción