La redada en el campamento de “Los Chaquetas” se saldó con 16 detenidos

imagen de algunos de los efectos intervenidos por la policía en el asentamiento gitano de san pablo
|

La redada contra el tráfico de drogas desarrollada el pasado martes en el campamento gitano de “Los Chaquetas”, en San Pedro de Leixa, se saldó con 16 detenciones y la intervención de 120 gramos de cocaína, dinero en efectivo, seis armas largas del calibre 12 y una pistola eléctrica, entre otros efectos. Los arrestados pasarán a disposicion judicial hoy por la mañana.

La denominada Operación “Topo” tenía por objeto la erradicación de la venta de drogas en el mencionado poblado y sus resultados fueron calificados por la Comisaría de Ferrol-Narón como “golpe policial al tráfico de estupefacientes en uno de los mercados de la droga del norte de España”.

La Policía intervino 120 gramos de cocaína y seis armas largas del calibre 12

En el dispositivo desplegado durante toda la jornada del martes intervinieron los agentes de la Brigada de Policía Judicial y de distintas dotaciones del Grupo Operativo de Respuesta (GOR) de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría local, con el apoyo del Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES), la Unidad de Intervención Policial y el Grupo de Guías Caninos de la Jefatura Superior de Policía de Galicia con sede en A Coruña.

Los agentes procedieron a la detención de 16 personas, todas ellas integrantes del mismo grupo familiar que opera en la zona y muchas de ellas con antecedentes por tráfico de estupefacientes y otros delitos contra el patrimonio. También se realizaron cinco diligencias de entrada y registro, todo ello tutelado por la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Ferrol, la magistrada Ana González Lorenzo.

Entre los efectos intervenidos destacan 120 gramos de cocaína, una balanza de precisión, útiles para la elaboración de las dosis, sustancias de corte, 1.540 euros en efectivo, seis armas largas del calibre 12, una pistola eléctrica y material electrónico diverso, entre el que figuraba un ordenador portátil y teléfonos móviles.

La investigación se inició a finales del pasado mes de noviembre, al haberse detectado un fuerte incremento en el trasiego de personas que accedían al asentamiento de “Los Chaquetas” en busca de droga.

Por ello, se establecieron varios dispositivos, controles y vigilancias con la finalidad de determinar la estructura delincuencial de este grupo organizado, pudiendo determinar finalmente las funciones que realizaban los distintos miembros.

Según la información facilitada por la Comisaría, en las investigaciones se ha podido determinar que las ventas directas de la droga eran realizadas por las mujeres del asentamiento, siendo los varones los encargados de dar soporte, con funciones clave como el corte de la sustancia, almacenamiento y control de la seguridad en el mismo o un servicio de contravigilancia que incluía el seguimiento por su parte de los compradores, para, de ese modo, detectar la presencia policial. Al parecer, este hecho dificultó sobremanera las labores operativas de los investigadores policiales.

 

La redada en el campamento de “Los Chaquetas” se saldó con 16 detenidos