Unas obras para mejorar la comunicación con el polígono residencial, ya urbanizado

|

Los accesos que ahora se licitan permitirán mejorar el tránsito hacia el polígono residencial de O Bertón, una actuación en la que la Xunta invirtió 31,57 millones de euros y en la que las obras de urbanización finalizaron hace tiempo, de modo que presentan ya bastantes problemas relacionados con un deficiente mantenimiento.

En su conjunto, el polígono abarca 138.000 metros cuadrados brutos de suelo que se destinará fundamentalmente a viviendas protegidas, pero también a usos comerciales y dotacionales.

Así, la reserva para vivienda es de 22 parcelas (34.649 metros cuadrados de superficie y 108.590 de edificabilidad) que permitirán construir entre 1.104 y 1.300 casas protegidas. A uso comercial se destinan 29.975 metros cuadrados de edificabilidad en una parcela de 2.667 metros cuadrados de superficie y ocupando también los bajos de dos edificios residenciales. Además, se reservan 16.979 metros cuadrados de superficie para uso dotacional, en seis parcelas –una para fines docentes, tres deportivo y dos de interés público-social– que serán cedidos en su totalidad al Ayuntamiento.

Las zonas verdes ocuparán otros 25.006 metros cuadradosdel polígono y otros 1.770 se destinarán a aparcamiento público. A esta superficie hay que sumarle la que ocupa el sistema viario.

Unas obras para mejorar la comunicación con el polígono residencial, ya urbanizado