Rajoy se presenta como “garantía” de unidad ante las elecciones catalanas

|

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el candidato del PPC a la Generalitat, Xavier García Albiol, pidieron ayer a los tradicionales votantes socialistas que les brinden su apoyo en las elecciones del 27S para preservar la unidad de España frente a los secesionistas. Por su parte, el líder socialista Pedro Sánchez criticó a la “derecha española anticatalanista que se cree que España es suya”.

En un acto de precampaña Rajoy se presentó como garantía frente a los soberanistas y frente a un PSOE que es “preso de sus pactos”. El presidente dirigió así a los socialistas sus críticas en mayor medida que al presidente catalán, Artur Mas, aunque no se olvidó de subrayar que mientras esté en el Gobierno garantizará que se cumpla la ley. En su discurso se mostró convencido de España y Cataluña saldrán ganando si el día 27 acuden a las urnas todos aquellos que quieren una Cataluña “tan catalana como española y europea” y que “la unidad y la diversidad”.

“Yo no sé si algunos que son presos de sus pactos, de sus alianzas y de sus enjuagues, pueden garantizar lo que yo garantizo”, destacó en clara alusión al PSOE. El secretario general del partido, Pedro Sánchez, cogió el dardo envenenado para relanzarlo recordando que, aunque hay una “derecha española anticatalanista que se cree que España es suya” y una “derecha independentista antiespañola que cree que Cataluña es suya”, “ni España es Rajoy ni Cataluña es Mas”.

Por su parte, el presidente de la Generalitat y número cuatro de la candidatura independentista Junts pel Sí, Artur Mas, aseguró que él y sus compañeros de lista no han llegado a las elecciones porque se les haya “ido la olla”, sino porque han sufrido “el muro del no a todo”. “Para reforzar el carácter plebiscitario de estas elecciones, hacía falta una candidatura común y un programa común”, explicó Mas. Su número uno, Raul Romeva, afirmó que “la mejor manera de afrontar una revolución ciudadana es construir un Estado”.

Mientras tanto, la candidata de Ciutadans, Inés Arrimadas, se comprometió a impulsar desde Cataluña el Corredor Mediterráneo como una prioridad, para favorecer la creación de empleo. Por su parte, el cabeza de lista de la CUP, Antonio Baños, avisó de que no estarán 18 meses negociando la independencia con el Estado, que el 27 hay que ganar la independencia, proclamarla y abrir un proceso constituyente de carácter popular.

El candidato de UDC, Ramon Espadaler, se centró en atacar que Rajoy haga apelaciones al diálogo y, a la vez, se aprueben leyes como la reforma del Tribunal Constitucional, “que van contra los intereses de Cataluña”.

Al margen de dimes y diretes, ayer se supo que la presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, participará en la campaña de las elecciones catalanas. Su  homólogo en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, reclamó a Rajoy, que “no se quede cruzado de brazos” pensando que el tiempo lo arreglará todo en Cataluña, mientras que el presidente asturiano, Javier Fernández, dijo ser  partidario de “hablar del Estado”.

Rajoy se presenta como “garantía” de unidad ante las elecciones catalanas