Negocios de Canido buscan fórmulas para paliar las pérdidas por las obras

farmacia en Calle Alegre,Canido servicio a domicilio por obras
|

La situación en que se encuentra Canido como consecuencia de las obras de reurbanización de la calle Alegre –que mantienen cerrado al tráfico el vial más importante del barrio– provoca indudables molestias a los vecinos pero también importantes pérdidas a los negocios asentados en la zona.
Algunos establecimientos de diferentes ramos han agudizado el ingenio para tratar de paliar el importante descenso en su volumen de ventas derivado de los problemas de accesibilidad que se registran en Canido. Mejorar el servicio a los clientes y evitarles desplazamientos innecesarios son las premisas de que parten a la hora de buscar soluciones provisionales a una situación que no tiene un horizonte de finalización claro.

de la botica a casa
La farmacia situada en el número 43-45 de la calle Alegre es un histórico negocio cuya existencia se remonta a 1949 –aunque sus inicios se sitúan en la calle del Hospital– y que es conocida, precisamente, como “Farmacia de Canido”. Muy vinculada a la vida del barrio sufre especialmente las consecuencias de las obras y de ahí que su propietaria no haya dudado en buscar un mecanismo que permita mantener una clientela que ahora mismo tiene difícil poder acceder a la farmacia.
Tres veces a la semana, la botica reparte a domicilio, atendiendo así especialmente a las personas mayores, con más problemas de movilidad y que, en muchas ocasiones, son también los clientes más fieles de cada establecimiento. Los lunes, miércoles y viernes, en horario de tres a cinco de la tarde, salen de la farmacia cargamentos con destino a diferentes viviendas del barrio. El sistema es especialmente beneficioso para quienes tienen que transportar bultos de gran tamaño, como paquetes de pañales, que de este modo reciben cómodamente en sus domicilios.
Para poner en marcha este mecanismo aparentemente sencillo la farmacia ha tenido que asesorarse, puesto que la normativa es muy estricta en cuanto a este tipo de establecimientos. Sin embargo, no les han puesto problemas y cada día con salida se sirven una media de unos cuatro envíos.
La caída de ventas, sin embargo, continúa notándose y la preocupación por este descenso todavía se mantendrá una vez abierta al tráfico la calle, puesto que será entonces cuando se levanten las aceras.

servicio a domicilio
La farmacia de Canido no es la única que ha tomado medidas para hacer frente a las pérdidas que ocasionan las obras. El supermercado Gadis, una cadena que habitualmente realiza envíos a domicilio gratuitos a partir de 50 euros de compra, ha rebajado este importe a 25 euros en el caso de los clientes de Canido. De este modo se garantizan que prácticamente cualquier comprador pueda tener su compra en casa sin coste adicional alguno, una ventaja importante teniendo en cuenta que no es posible aparcar en las proximidades del establecimiento.
La medida se puso en marcha hace algo más de 15 días y está funcionando bien, según los encargados del negocio, aunque de momento no ha sido necesario aumentar el personal que se dedica a prestar este servicio. Está previsto mantenerlo mientras duren las obras.

Negocios de Canido buscan fórmulas para paliar las pérdidas por las obras