Jornada aciaga para los dos equipos de Ferrolterra

|

 

Jornada pésima para los intereses del Balonmano Ferrolterra y el Narón en una nueva jornada de la competición de Segunda Autonómica, precisamente en el final de la primera vuelta del campeonato. Los departamentales perdieron ante el Deza (19-23) en una contienda en la que, si bien no estuvieron del todo mal en defensa, sí presentaron muchas carencias ofensivas y ello les privó de resultar más competitivos.
Arrancaron bien las cosas para los locales, que tomaron una ventaja de 2-0. Sin embargo, de forma inmediata encajaron un parcial de cuatro goles en contra que puso al Deza por delante en el marcador. Algo que ya no cambiaría en todo el partido. Los visitantes protegieron bien su portería y se encontraron con la falta de puntería del Ferrolterra como excepcional aliado. Los locales fallaron muchísimos lanzamientos, algunos en tiros claros en la finalización de contraataque, una losa imposible de superar.
El Balonmano Narón, por su parte, jugaba un partido importante a domicilio ante el Meaño, el equipo que lo precedía en la clasificación. Los naroneses jugaron a trompicones y, aunque empezaron mal, con varios balones a los palos y por detrás en el marcador, un tiempo muerto sirvió para revitalizar su rendimiento y que tomase la iniciativa en el juego, llegando a colocarse a solo un punto. Pero entre la dureza empleada por el Meaño en su defensa, la mala suerte en ataque y una cuestionable actuación arbitral, el grupo naronés volvió a perder fuelle y llegó 18-12 al descanso.
No se rindió y, así, a doce minutos para el final del partido, logró empatar a 21 goles tras una gran remontada. Tras un intercambio de goles, la presumible igualdad con la que se atisbaba el final del choque no fue tal, pues de nuevo los fallos del Balonmano Narón en ataque le privaron de llevarse el triunfo en la contienda (27-24).

Jornada aciaga para los dos equipos de Ferrolterra