La Xunta y Abanca ponen en marcha el mecanismo para cobrar el cheque bebé

|

El conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela, y el director de Banca Institucional de Abanca, Santiago Novoa García, firmaron ayer el convenio de puesta en marcha de la Tarjeta Bienvenida, que permitirá a las familias con niños nacidos a partir del 1 de enero recibir 100 euros mensuales para costear productos básicos de los bebés.

Los hospitales entregarán a partir del 1 de enero a los padres un díptico informativo sobre esta tarjeta, así como sobre los Planes de Apoyo a la Natalidad de la Xunta, con el objetivo de que los conozcan.

Los padres tendrán un plazo de dos meses desde el nacimiento para solicitar la tarjeta, que será expedida en un máximo de tres meses, aunque Rey Varela se comprometió a reducir este plazo de forma efectiva.

ocho de cada diez

Esta iniciativa, que cuenta con una financiación plurianial de 18 millones de euros, establece un límite de renta por unidad familiar de 45.000 euros, aunque la Xunta estima que beneficiará en torno al 85% de las familias.

“Aspiramos a que Galicia sea un lugar mejor para formar una familia y, sobre todo, para ser niño o niña”, dijo Rey Varela, que apostó por ser “una administración más sensible a las necesidades de las familias”.

Medios de pago

El papel de Abanca estará centrado en la producción y operatividad de los medios de pago necesarios para el funcionamiento de la Tarjeta Bienvenida y facilitará su red de cajeros y dispositivos de servicio para que los usuarios puedan consultar el saldo del que disponen.

Los usuarios dispondrán de 100 euros mensuales para invertir en supermercados, tiendas de alimentación y farmacias, que podrán canjear por alimentación infantil, elementos de higiene y productos farmacéuticos. 

Por otra parte, el Diario Oficial de Galicia publica ayer la convocatoria de subvenciones para proyectos de atención integral dirigidos a personas en situación de explotación sexual o trata de seres humanos, una partida que supone un 31,8% más que la contemplada en la anterior edición.

Según explican los responsables de Política Social, se trata de proyectos de atención integral dirigidos a personas en situación de explotación sexual o víctimas de trata con la finalidad de apoyar su recuperación e integración social y laboral.

Entre otras cuestiones, se abordará el asesoramiento social, acciones de apoyo directo, atención psicológica, orientación laboral y atención inicial en los llamamientos realizados por las autoridades judiciales, policiales o fiscales.

Para la convocatoria de 2016 el presupuesto es de 480.909 euros y está cofinanciada por el Fondo Social Europeo. El importe máximo de cada ayuda será de 70.000 euros.

Las subvenciones están dirigidas a las entidades de iniciativa social sin ánimo de lucro que estén inscritas en el área de igualdad del Registro Único de Entidades Prestadoras de Servicios Sociales, que tengan su domicilio social o delegación en Galicia y que cumplan las condiciones de la resolución.

La Xunta y Abanca ponen en marcha el mecanismo para cobrar el cheque bebé