Un vecino de A Capela le saca una oveja de la boca a un lobo al lado de su casa

22 OCTUBRE 2005 PAGINA 9 CURTIS (A CORUÑA).- LOS ATAQUES DE LOS LOBOS SE SUCEDEN AÑO TRAS AÑO EN CURTIS
|

Desde hace algo más de un mes los ataques de lobos se han convertido en algo casi habitual en la zona de O Forgoselo y alrededores. Ovejas, potros e incluso algunos terneros fueron víctimas últimamente de estos depredadores, que han ampliado su radio de acción llegando a aproximarse peligrosamente a las viviendas, según informan los vecinos de la zona.
De la presencia de los lobos ya fueron testigos los ganaderos en varias ocasiones, dándose el caso de un vecino de la parroquia de Formariz, en el término municipal de A Capela, que hace algo más de una semana incluso le sacó una de sus ovejas de la boca al animal, que pudo salvarse, a pesar de resultar con lesiones en las patas. Con otra no pudo hacer nada porque ya la había matado. Estos hechos ocurrieron en una finca situada a unos veinte metros de su casa y el lobo no se asustó en absoluto, sino que se quedó mirando para él sentado en el campo.
En las últimas fechas los lobos también mataron dos potros en la zona de O Forgoselo, en la parte correspondiente al municipio de A Capela, y algunos vecinos pudieron ver en varias ocasiones a uno de ellos en la carretera, muy cerca de las viviendas a primeras horas de la mañana, sin que estos se inmutaran ante la presencia humana.
En el lugar de Pazo, también en A Capela, murieron a causa de los depredadores un poni y dos ovejas.
Juan Carlos López Díaz es uno de los ganaderos afectados. Hace tres años le mataron un ternero, por el que hizo la correspondiente reclamación a la Xunta de Galicia y los veterinarios tomaron muestras del pelo y los restos hallados en el lugar de los hechos, pero su solicitud de indemnización nunca tuvo respuesta.
Más recientemente este mismo vecino perdió otro ternero, pero en esta ocasión no pudo reclamar nada porque se trataba de una res muy joven que aun no había sido registrada y, por lo tanto, no disponía de crotal.
Según explicó este vecino, desde hace algo más de un mes se está notando un importante incremento en los ataques de los lobos, por lo que los ganaderos ya no saben qué hacer.
Como primera medida optaron por retirar el ganado de los montes, pero resulta que ahora están atacando a las reses que se encuentran en los campos y praderas situados cerca de las viviendas.

Un vecino de A Capela le saca una oveja de la boca a un lobo al lado de su casa