Galicia es la quinta comunidad con menor objetivo de deuda para 2016

|

El Gobierno fijó ayer un objetivo de deuda pública para Galicia del 18,1% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2016, quinto menor dato por comunidades, tras los de Madrid (13%), Canarias (15,1%), Asturias (16,3%) y La Rioja (17,1%).

De acuerdo con las cifras que publicó el Banco de España, la deuda pública gallega subió un 3,07% en el segundo trimestre respecto al trimestre anterior, hasta 10.210 millones, y representa el 18,3% del PIB.

Por su parte, el Ejecutivo fijó para cinco autonomías (Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Murcia y Comunidad Valenciana) un objetivo de deuda pública en 2016 superior a la media, que se estableció en el 22,5% del PIB.

En concreto, para Baleares se fijó un objetivo de deuda del 29,1% del PIB, para Castilla-La Mancha del 33%, para Cataluña del 31,4%, para Murcia del 25% y para la Comunidad Valenciana del 38,2%, el más alto.

La Comunidad Valenciana es la que más tendrá que recortar su deuda pública hasta 2018, 2,9 puntos porcentuales, hasta alcanzar el 35,3% del PIB dentro de tres años. Castilla-La Mancha tendrá que recortar este porcentaje 2,4 puntos, hasta el 30,6%, mientras que Baleares lo recortará 2,2 puntos porcentuales, hasta el 26,9%.

Las comunidades autónomas con menor objetivo de deuda para 2016 son Madrid (13% del PIB), Canarias (15,1%), Asturias (16,3%), La Rioja (17,1%) y Galicia (18,1%).

En términos generales Consejo de Ministros del 10 de julio fijó el objetivo de deuda pública del conjunto de España en el 22,5% para 2016, en el 21,8% en 2017 y en el 20,9% para 2018, mientras que el de estabilidad presupuestaria se estableció en el -0,3% para 2016, en el -0,1% para 2017 y en el 0% para 2018.

La deuda del conjunto de las administraciones públicas se situó en el segundo trimestre del año en el 97,7% del PIB, tres décimas menos que el registro del primer trimestre y sumó 1,05 billones de euros.

El conjunto de la deuda pública española en relación con el PIB se encuentra a un punto del objetivo del Gobierno cifrado para 2015 en el 98,7 % del PIB.

La deuda neta de activos financieros frente a las públicas de la administración central fue de 786.145 millones (72,9% del PIB), la de las comunidades autónomas sumó 250.237 millones (el 23,2% del PIB) y la de las corporaciones locales fue de 37.928 millones (el 3,5% del PIB).

SIN AGUJEROS

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, aseguró ayer que tras las reformas legales de esta legislatura no puede haber agujeros ocultos en las cuentas de las comunidades autónomas “como en 2012”, porque se tiene “un conocimiento exacto” de la situación financiera de todas y la deuda y el déficit están “programados”.

“Tenemos un armazón que nos da mucha seguridad”, afirmó Montoro en rueda de prensa y acerca de que en la próxima legislatura, que se iniciará tras las elecciones de diciembre, cabe la posibilidad de que afloren problemas de financiación.

“Nuevos dirigentes han llegado a nuevos gobiernos y parece que se han asustado, que no habían leído dónde estaban. Los déficit y deuda son importantes, pero no quiere decir que no sean programados y que tienen la colaboración del Gobierno para ir corrigiendo esas políticas”, agregó el ministro.

Explicó que la deuda comercial se redujo de 35.000 a 14.000 millones y que medidas como la factura electrónica o el periodo medio de pago impiden su crecimiento sin control.  n

 

Galicia es la quinta comunidad con menor objetivo de deuda para 2016