Báñez pide el voto para el partido “capaz de crear 180.000 empleos en Galicia”

Copia de El Ideal Gallego-2015-12-14-015-9cd7f29f

|

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, pidió ayer el voto para Mariano Rajoy al que define como el “entrenador moderado”, lejos de los “experimentos” de otras formaciones políticas, capaz de crear 180.000 empleos en Galicia y poner en marcha una reforma que incremente las pensiones de las mujeres que tengan hijos.

Báñez dio a conocer las líneas maestras del programa popular en materia de Política Social y Empleo durante un encuentro sectorial celebrado en Ourense y que contó con la presencia del conselleiro de Política Social de la Xunta, José Manuel Rey; el presidente de la Diputación, Manuel Baltar; y la candidata del PP al Senado, Miri Barreira.

“El reto que tiene Mariano Rajoy para Galicia en los próximos cuatro años es crear 180.000 empleos”, señaló la ministra tras confirmar que la cifra de puestos creados en Galicia en la pasada legislatura fue de 66.000.

El objetivo del PP, en palabras de Báñez, es impulsar el empleo como motor para “que la recuperación llegue a todo aquel que quiere trabajar en esta tierra” y, fundamentalmente, para que “podamos mantener el sistema de pensiones y las políticas sociales”.

Pero Báñez también habló en clave ourensana al prometer para la próxima legislatura la creación de 20.000 nuevos empleos, frente a los 6.000 que se han firmado en estos últimos cuatro años.

Símil futbolero

La ministra pidió el respaldo del medio centenar de asistentes a la jornada a través de un símil futbolístico al definir la pasada legislatura como “la primera parte de un partido, en la que hemos recuperado un millón de los tres millones de empleos que se perdieron con los socialistas.”

Por su parte, el conselleiro de Política Social de la Xunta aprovechó su intervención para pedir el voto para su partido con la intención de “devolverles a la familias y a las mujeres los esfuerzos que han hecho para salir de la crisis económica”. En este sentido, y tras considerar que “los españoles nos llaman siempre en los malos momentos”, reclamó “que nos dejen gobernar también en los buenos”.

Mientras, el presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, se mostró confiado en que el PP pueda lograr tres de los cuatro diputados de la provincia. “Nuestro objetivo está claro: tres a uno”, manifestó en referencia a las encuestas que dan a los populares ourensanos entre dos y tres representantes en el Congreso. de los Diputados.

El presidente de los populares ourensanos espera alcanzar los tres representantes, para lo que se basa en que con la trayectoria de su formación durante las últimas citas electorales: las locales, las europeas de 2014 y las elecciones de 2012 “mantendríamos esos tres escaños”. Así, animó a encarar la última semana electoral con la vista puesta en este resultado que calificó como “de ciencia ficción para otros partidos” y en lograr el mejor de los resultados previstos por las encuestas para la provincia ourensana porque “es nuestra obligación como partido responsable, ganador y ambicioso”.

Tal es la “ambición” entre las filas populares que, con un guiño al humor, Baltar quiso ir más allá de las encuestas al afirmar que “me quedaría con los cuatro para el PP”.

Báñez pide el voto para el partido “capaz de crear 180.000 empleos en Galicia”