El ahorro energético, un deber para nuestra sociedad

ahorro-energetico
|

El ahorro de energía en los últimos años se ha convertido en protagonista. No hablamos solo de deseos de unos pocos grupos de alerta medioambiental, lo hacemos de gran parte de la sociedad y de las administraciones de muchos países que ya se han puesto manos a la obra en regular el consumo de energía.

Los ciudadanos poco a poco han ido entendiendo que el ahorro energético, además de ser bueno para nuestro planeta, también puede serlo para nuestro bolsillo.

A la hora de manejar nuestras finanzas en lo personal, hay una serie de gastos de los que no podemos escapar y que están en nuestra vida cotidiana, como es la factura energética, la de electricidad, el agua, el gas y la gasolina, unos elementos que componen el gasto de carácter energético normal de una familia y que es un porcentaje de bastante importante en los gastos mensuales de cualquier hogar en España.  Si realizamos una gestión eficiente en este campo podemos ahorrarnos un buen dinero.

Vamos con dos puntos fundamentales en los hogares, los tejados de pizarra y el aislamiento térmico.

Tejados de Pizarra para ahorrar energía

La pizarra es un material de gran versatilidad que se usa en muchas partes de la construcción, tanto en el interior como en el exterior y que además tiene un gran acabado en lo estético. Este material cada vez es más popular y aunque tiene una gran durabilidad, en ocasiones es normal tener que recurrir a la reparacion de tejados de pizarra madrid. En este sentido, lo mejor es aportar por empresas con experiencia en dichas reparaciones.

Tener nuestro tejado de pizarra en buenas condiciones hace que nuestra casa pueda luchar contra los graves efectos que tiene la humedad, el frío, el calor, la nieve, el salitre o el viento. Otros materiales sufren de lo lindo, pero la pizarra está demostrado que es muy duradera. En cuanto a aislamiento térmico no tiene rival, lo que hace que la protección que ofrece signifique un gran ahorro de energía.

Aislamiento térmico en el ahorro energético

El ahorro de energía tiene factores que deben solucionarse en nuestro hogar para que realmente se convierta en una realidad. Muchos de nuestros hogares tienen el mismo problema, hablamos de casas frías en invierno y calurosas en verano. En caso de que esto ocurra, tienes un problema con el aislamiento térmico de la vivienda.

Las viviendas tienen que diseñarse para que pueda mantenerse en ellas una temperatura interior estable de unos 20 grados, lo que crea un clima confortable sin necesidad de que se consuma una cifra alta de gas o de electricidad.

Esto es la teoría, pero en la realidad, nos encontramos con que muchas casas carecen de aislamiento y cuando lo tienen no es realmente el adecuado o ya no funciona. La forma de solucionar esto y contar con un aislamiento termico madrid adecuado tiene una serie de factores fundamentales:

Paredes dobles

Esta clase de paredes son de las partes primeras que tenemos que aislar en una vivienda. A fin de que esto se consiga, hay que construir paredes con doble fila en cuanto a revestimiento, entre las que se debe dejar una cámara de aire donde se instala el material aislante en cuestión. Este tipo de aislante pueden ser industriales o ecológicos.

El aislante tiene que tener un mínimo de 5 cm de grosor y aumenta a medida que el clima donde está la vivienda es más extremo.

Puertas y ventanas

Suele recomendarse la utilización de ventanas eficientes. Hablamos de ventanas que tengan doble acristalamiento con una cámara de aire interior hermética totalmente. Tiene gran interés el usar ventajas con cristales de baja emisión, pues son los que emiten poca temperatura.

Igualmente, hay que asegurarse que el material con el que se construyen, que suele ser de PVC, aluminio o madera, tenga rotura de puente térmico.

En cuanto al espesor que deben tener los cristales y la cámara de aire intermedia, todo depende de las necesidades existentes de aislamiento térmico y acústico de cada vivienda en cuestión.

Si hablamos de las puertas, que duda cabe de que el aspecto de mayor importancia en ellas es la seguridad, por lo que lo principal es evitar que por los lados puedan perder o ganar temperatura. En el mercado podemos encontrar buenos aislantes de puertas para colocarlos en la zona inferior de la puerta.

Techos y suelos

En esta zona también se pierde calor, pero la realidad es que no se le presta la atención debida. Una opción bastante recomendable es optar por la madera, como los parquets de bambú. Lo ideal es contar con un grosor de unos 8 mm.

El material aislante tiene que ser de 5 cm como mínimo y de 2 mm como aislante acústico. Mejor que el aislante sea rígido si el suelo es de material cerámico.

Los techos deben tener un aislamiento térmico superior que estará entre los 8 y los 18 cm.

Como has podido ver, el ahorro energético puede suponer mayor ahorro y confort a partes iguales. Para esto, como antes decíamos, lo mejor es contar con buenos profesionales, de la misma manera que confias en fontaneros madrid centro cuando se te estropea algo en tu baño o llamas a especialistas en trabajos de poceria en madrid. Esperamos que te sea de utilidad esta información, la verdad que todo son ventajas ¿no?

El ahorro energético, un deber para nuestra sociedad