Continúa la caída libre

El segundo tanto madrileño llegó cuando los ferrolanos estaban más volcados en ataque | e. cortizas
|

El Racing sigue sin levantar cabeza, y ya suma doce jornadas sin conocer la victoria, después de caer derrotado en el encuentro que dirimió en A Malata ante el Real Madrid Castilla.
A pesar de que en ataque, la escuadra departamental tuvo una mayor presencia en el área rival que en anteriores compromisos, en defensa le costó mucho seguir el ritmo de un rival muy dinámico y que llegó con facilidad a los dominios de Mackay.
En el minuto 25, una gran jugada de Cristo, permitió a Quezada anotar el primer tanto de la confrontación.
El cuadro verde pudo empatar antes del descanso con dos oportunidades de Fran Sota y Sergio Otero, que el portero despejó.
De esa forma, se llegó al descanso con la mínima renta visitante.
En la reanudación, el Racing salió con ganas de igualar y dispuso de la posesión del balón pero, en una contra madridista, el balón llegó a Seoane, que batió a Mackay.

Sentencia
Después de ese tanto, el conjunto departamental tuvo sus mejores minutos, encerrando a su contrincante en el campo contrario.
Joselu dio esperanzas al equipo con un gol, en un balón suelto que se encontró en el área. De esa forma, los aficionados, que en determinadas fases del segundo tiempo pidieron la destitución del entrenador, alentaron al equipo en busca de la remontada.
Sin embargo, cuando más volcado estaba el cuadro verde ante la meta rival, en otra contra sentenció su adversario. Su contrincante salió con mucha rapidez, llegando el balón a Fidalgo, que recortó a Jacobo Trigo y puso el esférico lejos del alcance del portero local.
Así, se llegó al final del tiempo con el triunfo visitante, lo que provocó las protestas de los aficionados.

Continúa la caída libre