La mayoría del grupo socialista no es partidario de otras elecciones

The bench of the former leader of Spain's Socialist Party (PSOE) Pedro Sanchez, who resigned on Saturday, is seen empty during a session at parliament in Madrid, Spain, October 4, 2016. REUTERS/Juan Medina
|

La mayoría de los diputados que tomaron la palabra ayer en la reunión del grupo parlamentario socialista en el Congreso con la gestora que ahora dirige el PSOE han compartido con este órgano, que preside el asturiano Javier Fernández, que la peor opción para el partido y para España sería ir a terceras elecciones, informaron fuentes socialistas. El exsecretario general del partido no estuvo presente en la reunión.

Este fue el sentido de la gran mayoría de las intervenciones que se produjeron en la reunión a puerta cerrada: de los 26 diputados que hablaron, solo tres no coincidieron con la opinión de la gestora del PSOE.

Aunque ninguno de los que tomó la palabra ha mencionado explícitamente la palabra “abstención”, en muchos de los diputados socialistas se intuyó que es la posibilidad por la que prefieren optar ahora mismo, y entre quienes más claro se expresaron en este sentido estuvo el expresidente de Castilla-La Mancha José María Barreda, el expresidente asturiano Antonio Trevín y el diputado por Valencia Cipria Císcar. 

Pero, en general, la gran mayoría de las intervenciones –también la de los diputados andaluces que han hablado– defendieron la necesidad de reflexionar y apuntó que el peor escenario sería una nueva convocatoria electoral. “Se puede decir con muchas perífrasis, pero han defendido la abstención”, señaló un diputado afín Pedro Sánchez.

sin mencionar

Así lo confirmaron también al finalizar la reunión la diputada asturiana Adriana Lastra, exsecretaria de la Ejecutiva leal a Pedro Sánchez, que apuntó a su vez que, aunque “abiertamente no” pidieron la abstención, así lo interpretó ella. “A buen entendedor...”, añadió. 

Lastra no habló en la reunión a puerta cerrada, como tampoco lo hicieron ninguno de los antiguos miembros de la Ejecutiva socialista que se mantuvieron fieles a Sánchez. Prefirieron no intervenir en la reunión del grupo Socialista, ya que, como señalaron, prefieren expresar su opinión sobre la decisión que tome el partido con respecto cuando se celebre el Comité Federal.

La diputada asturiana aseguró después que ella sigue defendiendo el “no” a Rajoy, pero que no lo comunicó en la reunión del grupo porque considera que este foro adecuado.

De esta manera, dejó claro que sigue de acuerdo con lo acordado por el Comité Federal del julio acerca de no permitir un gobierno del PP y aseguró que lo seguirá defendiendo. 

Según las fuentes consultadas, solo tres diputados del PSOE hablaron en este encuentro para mantener una postura diferente: la juez Margarita Robles y el madrileño Rafael Simancas, que insistieron en el “no” a Rajoy, y el guipuzcoano Odón Elorza.

Elorza defendió que el PSOE debería intentar un gobierno alternativo, aunque reconoce que este planteamiento tiene mucha menos fuerza que hace unas semanas. A su juicio, Sánchez tenía que haberlo intentando y, solo si no lo lograba, haber abierto después el debate sobre la postura de los socialistas ante una eventual investidura de Rajoy.

Los diputados socialistas consultados definieron de “tranquila” la reunión del grupo. Lastra dijo que fue una “conversación sincera”, mientras que Micaela Navarro dijo que el encuentro fue como “cualquier otro”.  n

La mayoría del grupo socialista no es partidario de otras elecciones