Un médico nazi será juzgado por la muerte de Ana Frank

|

Un paramédico nazi, de 95 años, que trabajó en el campo de concentración de Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial será juzgado en febrero por un tribunal alemán por ser cómplice en el asesinato de al menos 3.681 personas, entre las que se encontraba Ana Frank, mundialmente conocida por su diario. El juicio se celebrará el 29 de febrero en la localidad alemana de Nuevo Brandeburgo.

A principios de diciembre del año pasado, el juzgado de Rostock, consideró que Z., cuyo apellido es confidencial debido a leyes de privacidad de ese país, era apto para hacer frente a un juicio luego de que un tribunal inferior lo considerara demasiado frágil para un proceso legal por su avanzada edad.

El acusado era un sargento de las SS nazis en Auschwitz, donde estuvo destinado desde octubre de 1943 hasta enero de 1944, y luego actuó como paramédico de ese campo de exterminio desde el 15 de agosto de 1944 hasta el 14 de septiembre del mismo año. Durante ese mes, al menos 14 trenes de deportación llegaron al campo de exterminio desde Lyon, Viena o Westerbork (Países Bajos). Entre sus cientos de pasajeros se encontraban Ana Frank y su familia, muchos de cuyos miembros, incluida la joven adolescente judía, acabaron pereciendo en las cámaras de gas del recinto.

A pesar de que el antiguo paramédico no está acusado de participar directamente en ninguno de los crímenes, la Fiscalía considera que Hubert Z. era consciente de las actividades de exterminio que se desarrollaban en Auschwitz. Además, por unirse a su estructura organizativa -las SS- participó conscientemente e incluso aceleró las ejecuciones de miles de personas.

PRECEDENTE   

Los tribunales germanos han establecido un precedente para procesar a antiguos empleados de campos de concentración nazis por complicidad en los asesinatos. En julio de 2015, Oskar Groening, de 94 años, conocido como el “contable de Auschwitz”, fue condenado a cuatro años de prisión por ser cómplice en el asesinato de 300.000 personas.

En la actualidad, otros dos empleados se encuentran pendientes de juicio en los tribunales alemanes, uno de ellos, Reinhold H. ha sido acusado de colaborar en el asesinato de 170.000 personas. En la ciudad de Kiel, una mujer de 91 años también ha sido acusada de actuar como cómplice en el asesinato de 260.000 personas.

Un médico nazi será juzgado por la muerte de Ana Frank