La web municipal publica los datos económicos de todos los concejales

|

Los concejales dejan al aire sus economías –o al menos todo lo al descubierto que tengan a bien– en la web municipal (www.ferrol.es, en el apartado Concello y el índice Compromiso de Transparencia) desde ayer mismo. Son declaraciones de actividades y de bienes que ellos mismos cubren–y hay variaciones en los criterios que siguen para hacerlo– y que destapan la situación con la que entran en el palacio municipal, en cumplimiento con la Ley de Transparencia y tras ocho meses de espera. 
La situación general presenta un salón de plenos sin grandes riquezas, con deudas, coches de gama media y unos saldos en las cuentas corrientes que no llaman la atención por elevados. Verónica Casal (PP) se lleva la palma en este apartado con un saldo de 104.000 euros que incluye un depósito a plazo fijo y dos cuentas corrientes, aunque en su caso no tiene ninguna propiedad ni préstamo bancario. Felipe Sas (PSOE), en cambio, declara 500 euros y un préstamo con 18.000 euros pendientes, además de acciones del Banco Santander y de ser el administrador único de cuatro empresas y solidario de una quinta.

el gobierno
El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, es funcionario en la Fiscalía de menores de A Coruña, tiene un piso, 3.000 euros en la cuenta y una hipoteca en bienes gananciales que pagar hasta el 2050. Eugenia Freire, la concejala de Hacienda, economista de Comisiones Obreras, comparte hipoteca y también dos coches (un Opel Zafira y un Seat León). Álvaro Montes no declara ninguna actividad laboral, ocupación mercantil o profesión liberal, carece de deudas y conduce un Mazda 3. Suso Basterrechea es funcionario de la Xunta (profesor de Educación Secundaria), tiene un piso en gananciales y una hipoteca que aun no acabó de pagar. También está hipotecada Esther Leira, técnica de Normalización Lingüística del Concello de Pontedeume, que posee una vivienda al 50%  y que declara un Ford Focus y un Ford Fiesta.Por su parte la incorporación más reciente no declara profesión ni propiedades más que un Seat Ibiza de 2009 y un saldo en el banco de 73.000 euros.
De Ferrol en Común tienen dedicación exclusiva el alcalde (40.000 euros de retribuciones anuales) y también el edil Álvaro Montes (34.343,93 euros anuales como concejal con responsabilidad de gobierno).
En el PSOE Beatriz Sestayo declara su actividad como letrada en Nicolao Lex Abogad@s y en Beatriz Sestayo Abogad@s. Posee una vivienda urbana al 50% y su vivienda habitual, 1.500 euros en el banco y tiene tres préstamos (dos hipotecarios y uno personal) del que no indica la cantidad pendiente –es la única que no lo hace–. Felipe Sas es administrador de cinco empresas con distintos porcentajes de participación (Electroships, Austen, Elliot Telecom, La Factoría del Carmen y Cortebroc) y no declara casa ni coche. María Fernández Lemos es arquitecta y especifica su incompatiblidad para ejercer ahora mismo esta profesión al ser concejala de Urbanismo. Posee el 50% de su vivienda habitual y la tercera parte de una oficina profesional (también tiene el tercio de un préstamo). Conduce un Volkswagen Golf y tiene una pequeña parte de una casa familiar heredada. Bruno Díaz no declara su profesión, posee una vivienda en Narón, un préstamo hipotecario y otro para cursar un Máster. Tiene un Peugeot 206. Rosa Méndez tampoco declara actividad. Es propietaria de una vivienda unifamiliar y ha heredado un tercio de dos pisos y una vivienda. También tiene un préstamo, conduce un Toyota Aygo y es la única de todo el gobierno que declara bienes muebles (obras de arte, joyas, antigüedades), en depósito familiar.
Del PSOE tienen dedicación exclusiva con responsabilidad de gobierno (34.343,93 euros anuales) María Fernández, Bruno Díaz y Rosa Méndez.
En el gobierno el mayor saldo lo declaran María Fernández y Luis Victoria (73.000 euros ambos) y la mayor deuda (a falta de saber la de Sestayo), es la del alcalde, que tiene por pagar 149.163 euros.

Oposición
La portavoz del Partido Popular, Martina Aneiros, ejerce como abogada del turno de oficio, posee dos inmuebles urbanos, declara 41.712 euros, está hipotecada, conduce un Mini Cooper (BMW) y tiene un plan de pensiones y un plan de la mutua de la abogacía. Guillermo Evia es funcionario de la Xunta como arquitecto, tiene un préstamo casi   acabado de pagar, un plan de pensiones, además de valores, es propietario de un Mercedes clase E, una Vespa y bienes inmuebles por un valor estimado de 55.000 euros. Susana Martínez Galdós es titular de su despacho de abogados, posee dos pisos y dos plazas de garaje ademas de un cuarto de una comunidad hereditaria, no tiene deudas y declara un Mercedes clase A, un Audi A6 y una embarcación de recreo. Rosa Martínez no tiene actividad declarada, sí un préstamo y un Re-nault Mégane Scénic. Francisco Breijo es veterinario y socio de Iniciativas Medioambientais de Galicia. Posee la mitad de dos inmuebles urbanos y la totalidad de otros dos, tiene un préstamo hipotecario y un Mercedes ML. María del Carmen Fraga trabaja en una agencia de viajes, tiene un inmueble urbano y dos plazas de garaje y conduce un Seat Ibiza. Alejandro Langtry es empresario autónomo, posee vivienda y garaje, préstamos e hipotecas y participaciones societarias, acciones y un plan de pensiones. Conduce un BMW X5 y bienes inmuebles por valor de 6.000 euros. Verónica Casal no declara actividad, sí un saldo de 104.000 euros, acciones y ninguna propiedad. José Tomé es pensionista, tiene dos pisos y dos plazas de garaje y conduce un Ford Mondeo. Por su parte José Pedrouzo es jefe de servicio en el Sergas, tiene un piso en Vilagarcía y un apartamento en Sanxenxo y un Citroën C5. María Fernanda Losada es auxiliar administrativa de la Xunta, posee una vivienda en Ferrol, tiene un préstamo hipotecario, dos fincas rústicas en Ares, un Ford Fiesta y un Peugeot 207 XS.
En el Partido Popular tienen dedicación parcial sin responsabilidad de gobierno (21.141,02 euros anuales con la posibilidad de compatibilizarlo con la actividad profesional) Martina Aneiros, Verónica Casal y Rosa Martínez.
En el BNG Iván Rivas es arquitecto, declara una vivienda unifamiliar, no tiene deudas y sí un Opel Astra. Eva Espiñeira es profesora de gallego (personal fijo discontinuo de la Xunta) y declara acciones de Telefónica y un Renault Clio. Rivas también tiene dedicación parcial.
En Ciudadanos, Ana Rodríguez trabaja como abogada en un despacho, posee una casa unifamiliar con finca, está hipotecada y conduce dos Seat León. 
En la oposición, el mayor saldo lo suma Verónica Casal y el menor, Alejandro Langtry (9.788,75), mientras que la hipoteca más abultada es la de Masafret, con 264.439,92 euros pendientes.

La web municipal publica los datos económicos de todos los concejales