La “inactividad política” de la ciudad se abordó en una asamblea de críticos

La asamblea se celebró en el Carvalho Calero | j.m.
|

Un grupo de ferrolanos preocupados por la situación social, cívica, económica, laboral e instituicional de Ferrol y en desacuerdo con la deriva que está siguiendo el ejecutivo local se reunieron ayer en autoconvocatoria en el centro cultural Carvalho Calero para debatir sobre la necesidad de organizarse para trabajar, sin siglas políticas por medio y con la idea de actuar de forma asamblearia.
Aunque en esta reunión se dieron cita personas vinculadas anteriormente con otras formaciones políticas –incluso con el propio Ferrol en Común, con la presencia de la concejala Esther Leira– o agrupaciones como la Marcha Mundial das Mulleres, los asistentes acudieron a título individual, unidos solo por el objetivo de trabajar para cambiar las cosas.


Contenido
La reunión tomó como base un texto en el que se analizaba la situación de la ciudad, calificada por los asistentes como de “inactividade política”. Cuestiones de interés general como la falta de presupuestos en este mandato o la propuesta tasa del agua, frente a la anunciada remunicipalización de servicios, llevó a este grupo de personas a intentar constituirse de forma inmediata para analizar qué se puede hacer desde una perspectiva que es básicamente de izquierdas, aunque no se identifica oficialmente con ninguna tendencia.
Lo que sí tiene claro es que no se puede trabajar de una forma que no sea asamblearia y horizontal en la que todos tendrán algo que decir y esa transversalidad y búsqueda del consenso será la naturaleza básica del proyecto que tuvo ayer su primer paso, frente al desencanto surgido por un gobierno que no responde a lo que el colectivo esperaba. l

La “inactividad política” de la ciudad se abordó en una asamblea de críticos