El colectivo LGBT gana espacio en la calle en la manifestación del Orgullo

Plaza Amada García Manifestación Día del Orgullo LGBTQI
|

Ferrol celebra el Día del Orgullo con una manifestación más que un desfile, para no perder el carácter reivindicativo de estas marchas que quieren visibilizar las distintas opciones sexuales y luchan contra la discriminación y la violencia. El colectivo Avante LGBT, con el apoyo de la Marcha Mundial das Mulleres, promueve una acción que se realiza por segundo año consecutivo y con la que se quiere “buscar visibilidad, reivindicar derechos y ganar el espacio público”, apuntaba Ana Amigo al término de su intervención en Amboage. Allí terminó el recorrido de una protesta que partió del edificio administrativo de la Xunta al mediodía y atravesó la calle Real y Dolores. Decenas de personas, incluyendo a representantes políticos, sindicales y sociales de la ciudad, participaron en el paseo al amparo de la pancarta “Somos diversidade e queremos visibilidade. Nin armarios, nin agresións, manifestacións”.

A lo largo del trayecto se cantaron lemas contra la violencia y la discriminación sexual, a favor de la presencia pública de opciones sexuales distintas a la heteronormatividad y en defensa de la libertad. “Rebelión e disidencia contra a violencia”, “Patriarcado e capital, alianza criminal”, “Non é un desfile, é unha manifa”, “A nosa pluma non ten cura” o “Gústame a pera, gústame a mazá, e na cama a ti que máis che da” fueron algunas de las frases coreadas, también con referencias críticas a la posición de la Iglesia respecto a la homosexualidad y con llamadas a “salir del armario”.

A la llegada a Amboage intervinieron tres portavoces (Ana, Marta y Xiana) para reclamar una visión amplia de la diversidad afectivo-sexual. “A igualdade de dereitos non é posible se se perpetúa un sistema binario de xénero que divide ás persoas atendendo aos seus xenitais”, afirmó Ana Amigo. Rechazaron “teorías excluíntes” que suponen la invisibilidad en el ámbito sanitario, educativo o en la vida cotidiana y alertaron sobre la situación política actual. Se vive “un momento crítico” en el que se utiliza al colectivo LGBTQI para hacer un lavado de imagen de aparente modernidad cuando “a lexislación segue a ser insuficiente”. 

En cuanto a la educación, el manifiesto leído denuncia que no se explique en las aulas la diversidad sexual. “Hoxe nós tamén loitamos en prol dunha educación sexoafectiva diversa e inclusiva. Basta de adoctrinamentos”, puntualizaron.

El colectivo LGBT gana espacio en la calle en la manifestación del Orgullo