Rajoy reconoce que no tiene apoyos pero mantiene su candidatura

El Ideal Gallego-2016-01-23-027-6b2d652d_1

|

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, aseguró ayer, tras declinar el ofrecimiento del rey de presentarse a la investidura, que mantiene su candidatura a la Presidencia, pero subrayó que “todavía” no tiene los votos que se necesitan para ser investido. “No renuncio a nada, pero de momento no tengo los apoyos”, exclamó, para añadir después que no tiene “sentido” que él vaya ahora a ese debate en el Congreso “mientras otros están negociando ya el reparto del Gobierno”.

En una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa –en la que le acompañaron la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal–, Rajoy expuso que le había transmitido al rey que seguiría trabajando por una mayoría porque considera que la opción que presenta el PP es la de “la moderación” y responde al “sentir mayoritario de los españoles”.

seguir trabajando

El jefe del Ejecutivo agradeció al rey el “gesto” de proponerle pero le ha dicho que “en este momento” no está en condiciones de presentarse a la investidura. “No renuncio a nada. No le he dicho “no” a mi investidura. Le he transmitido que todavía y de momento no tengo los apoyos”, aseveró.

Mariano Rajoy señaló que su intención es seguir trabajando para “lograr una mayoría suficiente” porque considera que la opción que plantea es “la mejor para España”. A su entender, hay que dar “tiempo y margen” al diálogo por el interés general de España y de los españoles.

“Mantengo mi candidatura a la Presidencia del Gobierno pero todavía no tengo los apoyos para someterme a la investidura. Y no los tengo, sobre todo, porque hemos conocido que esta mañana se ha presentado una propuesta de acuerdo que contaría con muchos más votos a favor que la mía”, recalcó.

Según Rajoy, no tendría “ningún sentido” que él siga ahora preparando su debate de investidura “mientras otros están negociando ya el reparto del Gobierno”. De hecho, al término de su comparecencia, en una breve charla informal con los periodistas, reconoció que las “circunstancias han cambiado”, en alusión a la oferta de Iglesias.

correr los plazos

Rajoy aseguró que el debate de investidura tiene por objeto conseguir la mayoría de la Cámara y poder conformar un Gobierno estable. “Yo no estoy en condiciones de obtener en el día de ayer una mayoría en la Cámara, no lo estoy en el día de ayer”, resaltó.

Eso sí, explicó que la investidura no es un “trámite” para que empiecen a correr los plazos (dos meses según la Constitución) y él no se va a prestar a eso. “No lo voy a hacer por respeto a los más de siete millones de votos que ha tenido el PP en las elecciones”, proclamó.

Al ser preguntado si tomó la decisión tras escuchar la oferta de Pablo Iglesias a Pedro Sánchez, Rajoy admitió que es “evidente” que lo que conocieron ayer por la mañana “afecta” a su decisión, pero insistió en que él mantiene su candidatura.

En cuanto a si confía en que Pedro Sánchez pueda dar marcha atrás en su voluntad de un Gobierno de cambio y progresista, Rajoy admitió que el secretario general del PSOE “quiere una cosa distinta” de la que pretende el PP porque busca un “pacto con Podemos, con IU y con los partidos catalanes, fundamentalmente con ERC y Convergencia”. “Creo que eso no es lo que le conviene a España”, enfatizó.

En este punto, defendió un acuerdo entre PP, PSOE y Ciudadanos que, dijo, podría hacer las reformas que necesita España y lanzar un “buen mensaje” a los inversores. En su opinión, el Gobierno que propone Sánchez “no es moderado ni centrado” y es “muy difícil gobernar” cuando en el Senado el PP tiene la mayoría absoluta.

Rajoy reconoce que no tiene apoyos pero mantiene su candidatura