El Racing da otro paso más hacia el título

|

El Racing está un poco más cerca de proclamarse campeón del grupo I y, así, tener más opciones de lograr el ascenso a Segunda. La victoria que ayer logró sobre el Guijuelo le permite mantener seis puntos de renta sobre el segundo clasificado, que continúa siendo el Racing de Santander, con solo ocho jornadas por disputarse. Pero el partido de ayer contra el cuadro “chacinero” le mostró algo que va a ser habitual en lo que queda de liga regular. Es decir, enfrentarse a rivales que se juegan muchas cosas y que no quieren dar ninguna concesión para intentar llevarse los puntos.
No fue un partido vistoso, por lo menos durante la primera media hora, minutos en los que ninguno de los dos equipos se mostraron capaces de crear peligro delante de la portería contraria. Ni el Racing –a través de la posesión de balón– era capaz de llegar a los últimos metros en posiciones ventajosas ni el Guijuelo –con el contraataque como principal argumento– consiguió generar ocasiones para marcar. De hecho, solo un tanto anulado a Borja Domínguez, tras una jugada a balón parado, entró en la cuenta de ocasiones para marcar de este tramo del encuentro.
Fue en la fase final de este período inicial cuando la situación pareció moverse. En primer lugar, con una acción de Joselu en la que el portero visitante, a la desesperada, tocó el balón con la mano para cometer una falta que Pablo Rey estuvo a punto de colar. Poco después fue el turno de la escuadra “chacinera”, que dispuso de la que casi fue su única ocasión del partido a través de un lanzamiento de Pino, tras recibir un centro desde la derecha, que se fue a las manos de Mackay. Fue el escaso bagaje con el que ambos saldaron una primera parte que dejaba todo por resolver para el segundo período.

acierto
El cuadro verde, con la entrada de Kike Márquez en el lugar de Héber Pena, demostró más ambición en este segundo acto, pero su gol llegó tras una acción que parecía que no iba a deparar casi nada. Fue un centro desde la izquierda del recién entrado que, tras el rechace de la defensa del Guijuelo, cayó a pies de Maceira, que entró en el área con un regate que hizo que la pelota le quedase en su pierna derecha, con la que batió al meta visitante para poner en ventaja a los suyos.
A partir de ahí, en vista de que no tenía su día más brillante, el Racing se dedicó a mantener su renta. Pero es que, además, la calidad de sus futbolistas le permitió disponer de alguna ocasión más de ampliar su renta. Por ejemplo, un golpe franco que Pablo Rey estrelló en la escuadra o un cabezazo del propio goleador del partido tras un saque de esquina que el meta Kike Royo salvó “in extremis”. De todas maneras, lo que consiguió el cuadro verde es que su rival apenas tuviese ocasiones para conseguir el tanto que significaría el empate.
De esta manera, los minutos fueron pasando sin que el Guijuelo fuese capaz de crear un peligro real, solo incertidumbre con alguna llegada. Por eso al final el Racing retuvo la victoria, sumó los tres puntos que había en juego y está un poco más cerca de adjudicarse el título liguero de su grupo de la categoría.

El Racing da otro paso más hacia el título