“El mantenimiento de una especie exótica es mucho menos costoso que el de una mascota”

fauna tienda animales éxoticos
|

Todos sabemos que tener un animal en casa lleva consigo una responsabilidad de la que deben ser conscientes quienes optan por poner en su vida una mascota. Cuando se trata de una especie exótica y el elemento del cariño o la fidelidad no está presente, es preciso ser todavía más responsable a la hora de adquirirlo. Pero si la afición por los animales está ahí y se está dispuesto a cuidarlo y a hacer que se sienta bien en su nuevo hábitat, los interesados en los animales exóticos tienen ya su espacio en la ciudad de Ferrol.
Desde hace algunas semanas, las inmediaciones de la plaza de Amboage –calle Arce– tienen un nuevo punto de atracción en el establecimiento Fauna, que regenta Javier Lagoa Anca.
Este profesional no es nuevo en el mundo de los animales exóticos. Comenzó hace años con las águilas –actualmente en la tienda cuenta con dos ejemplares de águila de Harris–, con demostraciones y talleres para niños y adultos. Con esta afición comenzó la especialización en un terreno en el que no había mucha oferta, el de animales exóticos.
De este modo, además de las águilas, en Fauna se pueden encontrar muchos tipos de reptiles, pitones, escorpión y hasta un varano de la Sabana. Pero también hay espacio para animales mucho más conocidos como las tortugas, las cobayas, los  hamsters o los jerbos. Además, no solo se venden los animales que están en exposición sino que, por encargo, puede conseguir cualquier otro animal que el aficionado solicite.
Lo importante, como apunta Javier Lagoa, “es que el cliente tenga claro qué va a comprar y qué conlleva esa compra", por eso indica que lo más importante no es intentar vender sino que, si se compra un animal, se sepa cómo tratarlo. Por eso, de Fauna no solo se sale con una jaula, sino que el propietario explica todo lo necesario para tratar con la especie elegida e incluso durante días permite que el propietario se vaya acostumbrando al animal antes de adquirirlo.
Es importante saber, explica Javier, que estos animales “no son mascotas, no van a sentir cariño por uno y algunos incluso son agresivos cuando alcanzan un crecimiento excesivo”. Algunos de ellos –como el escorpión– tampoco son manipulables y solo se deben coger cuando es necesario para algo en concreto, mientras deben permanecer libres en su espacio.
Pero una vez que el cliente tiene claras estas ideas, el propietario de Fauna asegura que tener un animal exótico no causa problemas. El mantenimiento es económico –una pitón real consume como mucho diez euros al mes, además de la luz de su terrario– y tampoco es preciso prestar una atención diaria porque muchos ni siquiera precisan comer todos los días y cuentan con sistemas programados de luz. Entre otras ventajas, Javier Lagoa, explica que no ensucian y no ocasionan malos olores.
Todos los animales con los que trata este profesional pueden ser adquiridos sin problema, porque solo las potencialmente invasoras están prohibidas y ya no se venden en tiendas ni se tienen en cautividad. Otras tienen algún rango de protección y se requiere documentación de cría en cautividad y algunas incluso un permiso previo de la Xunta antes de adquirirlas Los potencialmente peligrosos necesitan también una licencia específica. Sin embargo,  los que se ofrecen en Fauna no requieren toda esta tramitación y si el cliente precisa alguno de estos animales específicos solo se consiguen por encargo y con la pertinente documentación.
Los águilas de Harris, por ejemplo, son animales que se adaptan muy bien a la cautividad, aunque, como apunta Javier Lagoa, es necesario tener unos conocimientos mínimos, porque al ser un pájaro requiere de cierto adiestramiento para no escaparse, algo que, de producirse, podría alterar el ecosistema, ya que no son especies autóctonas.
La información es fundamental en estos animales pero también en las consideradas mascotas. En este sentido, el propietario de Fauna asegura que comprar, por ejemplo, un hamster o un jerbo. Los primeros no muerden por sistema, como cree mucha gente, hay que saber cuándo se pueden coger y cuándo no. Los jerbos viven en comunidad, por lo que no se venden sueltos sino por parejas, por el bienestar del animal.
La atención postventa también es una cuestión que este profesional considera prioritaria, para resolver todo tipo de dudas correspondientes al animal adquirido.
Precisamente para facilitar toda esta información, el propietario de Fauna dispone de Fauna Ferrol en facebook, un espacio en el que introduce datos curiosos, reportajes o vídeos, además de cuestiones relacionadas con su establecimiento. También tiene previsto, a partir de septiembre, impartir talleres formativos gratuitos para sus clientes, sobre cuidados de alimentación amansamiento y otras cuestiones específicas de cada especie.
Fauna completa su oferta, además, con alimentos y terrarios, peceras y otras estancias para los animales, realizadas a medida y acordes con las viviendas en las que se van a instalar.  El stock permanente de cebo vivo –más de 1.000 grillos, roedores e insectos– es otro de los atractivos de este local, para asegurar, en todo momento, la correcta alimentación del animal.

“El mantenimiento de una especie exótica es mucho menos costoso que el de una mascota”