La banca acreedora rechaza la oferta hecha por Carceller para evitar la quiebra de Pescanova

Carceller se hará con el 51% de Pescanova, mientras que la banca se quedará con el 49% archivo ec
|

La banca acreedora de Pescanova ha rechazado la propuesta realizada por Demetrio Carceller, presidente del grupo Damm, para evitar la liquidación de la compañía gallega y que pasa, en líneas generales, por inyectar en la pesquera 250 millones tras una operación acordeón y aplicar una quita sobre la deuda del 80 por ciento.

La oferta del consorcio formado por el empresario catalán y los fondos Luxempart, KKR y Ergon Capital Partners cuenta ya con el visto bueno del consejo de administración de la compañía, pero todavía resta una ardua negociación con las entidades financieras.

El viernes, Pescanova comunicó a la CNMV que su consejo de administración había elegido la oferta del consorcio liderado por Carceller como la mejor de entre las presentadas para liderar el proceso de reestructuración de Pescanova que, en teoría, servirá para alejarla de la liquidación. Del mismo modo, el también accionista de Ebro Foods se hará con el control del histórico grupo gallego.

Con el visto bueno del máximo órgano rector del grupo pesquero, Carceller se hará con el 51% de Pescanova tras la inyección de 250 millones de euros. La cantidad que el convenio de acreedores estima que es necesaria para evitar la liquidación de la firma.

Según la propuesta del consorcio ganador, la banca se quedaría con el 49% de la compañía tras capitalizar deuda. De llevarse a cabo esa conversión en acciones, los dividendos que recibiría una vez Pescanova volviese a generar beneficios, rebajarían de forma efectiva la quita inicial de un 80% a cerca del 60%.

Sin embargo, la elección de la oferta de Carceller no ha agradado a la principal banca acreedora. Según fuentes de las entidades atrapadas en la deuda de la multinacional gallega, citadas por “Economía Digital”, el planteamiento del empresario catalán es “de mínimos”.

“Todavía hay mucho que negociar para acercar posturas”, aseguran. La oferta de Damm debe consensuarse con la banca acreedora para posteriormente pasar a incluirse en el convenio que, al mismo tiempo, deberá recibir el visto bueno de la junta de acreedores y del juez que gestiona el proceso concursal.

La oferta del consorcio liderado por el empresario catalán “no ha sido la mejor” en términos cuantitativos de todas las propuestas presentadas.

El fondo York Capital ofreció una inyección de 300 millones de euros y, por su parte, Centerbridge apostaba por un porcentaje mucho menor de quita sobre la deuda.

experiencia empresarial

La propuesta ganadora habría sido escogida por el consejo de administración de Pescanova basándose en la experiencia empresarial de Carceller, algo que, en su opinión, no poseen el resto de fondos que se presentaban al proceso abierto para la recapitalización de la compañía con sede en Pontevedra.

La oferta fue aprobada por un consejo de administración en el que no estaban presentes los representantes de Damm y Luxempart, José Carceller y Françios Tesch, aunque sí cuatro miembros más, entre los que estaba el presidente Juan Manuel Urgoiti, que llegaron a sus puestos con el aval del propio Carceller el pasado septiembre, en la junta extraordinaria de accionistas de la pesquera.

Las negociaciones entre el consorcio de Carceller y Luxempart y la banca acreedora comenzarán en breve.

De momento, este mismo viernes, las principales entidades atrapadas en la pesquera ya han mantenido entre ellas una conference call.

“Hubo quién apuntó que para aceptar las condiciones planteadas, era mejor que la propios acreedores inyectarán los 250 millones”, según apuntaron fuentes conocedoras del procedimiento.

La banca acreedora rechaza la oferta hecha por Carceller para evitar la quiebra de Pescanova