Permiten diez días más para presentar la documentación de las terrazas

La normativa no permite que las terrazas estén pegadas a la fachada, como en la imagen d. alexandre
|

La gerente de la Asociación de Empresarios de Hostelería Ferrol e Comarcas, María Luisa Barro, explicó ayer que desde el Concello han dado de margen un plazo de diez días para la presentación de documentación que permita legalizar las terrazas.
La instalación de las mismas debe estar adaptada a la ordenanza reguladora de terrazas del año 2014 y, al haber pasado tanto tiempo sin un proceso de aplicación y vigilancia, “ahora es más difícil poner en marcha esta normativa”, contó Barro. Por todo eso explicó que está siendo un proceso largo, tal y como se esperaba, ya que los hosteleros deben cumplir todos los permisos y especificidades que se recogen en el documento. Sin embargo, expresó la buena sintonía que existe con el Concello, con el que han trabajado mano a mano.
Debido a que los trámites continúan en marcha y todavía existen instalaciones en situación irregular, se espera que este proceso continúe a lo largo de las próximas semanas, tal y como anunciaba el pasado martes la edil de Urbanismo, María Fernández Lemos, que indicaba que están siendo pacientes con los establecimientos para que puedan aportar toda la documentación requerida.
Desde la entidad de hostelería esperan que en octubre, tras el paso del verano como época clave para testar la progresiva regularización de las terrazas, todas estén “listas y legalizadas”.

consenso
A lo largo de estos meses previos, tanto la Asociación de Empresarios de Hostelería como la concejalia de Urbanismo han mantenido reuniones en los distintos barrios para tomar en consideración las características específicas de cada uno y poder llegar a consensos en cada zona.
Así, por ejemplo, si bien la legislación estatal en la que se basa la ordenanza obliga a separar las mesas y sillas de las fachadas a una distancia mínima de 1,80 metros, se ha tenido en cuenta que en determinados barrios la anchura de las aceras difiere y no hay espacio para su emplazamiento. Es el caso de Ultramar, donde se ha permitido la colocación de terrazas en plazas de aparcamiento, previa aprobación de la Policía Local.
Por su parte, en Esteiro los propietarios también pueden instalarlas en los bajos de los soportales, mientras que en Catabois deben estar separadas de las fachadas, al igual que en las calles del centro. Esta es una de las medidas que algunos vecinos no entienden, pero señalan que de esta forma se permite el paso de los vehículos de emergencia en viales que permanecen cortados al tráfico.

Permiten diez días más para presentar la documentación de las terrazas