Malestar en los clubes por los cambios en la promoción

Futbol Sala - Cidade de Naron - Universidad Valladolid
|

 Los clubes de Segunda B han hecho público su malestar por el acuerdo unilateral tomado por el Comité Nacional de Fútbol Sala de variar las bases de competición a solo una semana para que se inicie la promoción de ascenso a la categoría de plata. Dado que la Liga Nacional de Fútbol Sala quiere ampliar esa categoría a dieciséis escuadras, serán tres los conjuntos que terminen ascendiendo en lugar de los tres previstos inicialmente. Pero eso no gusta a los clubes, ya que alguno tendría que dirimir tres eliminatorias, lo que aumenta considerablemente los gastos y en los presupuestos de alguna fortmación no está programado ese gasto y le será difícil afrontarlo.
En los nuevos planes del ente federativo, en la primera ronda participarán los seis campeones de grupo, entre los que se encuentra el Cidade de Narón. Los tres ganadores ascenderán directamente, pero luego entre los tres perdedores se realizará un sorteo que elegirá un exento para la segunda ronda y el orden de los partidos de los otros dos. El ganador de esa segunda eliminatoria ascenderá y el perdedor se medirá al combinado que había quedado exento, subiendo de categoría el vencedor, mientras que el perdedor se quedará en la categoría de bronce nacional.
Además, los clubes contaban con terminar la competición este mes y, con las tres rondas a mayores, los conjuntos que lleguen hasta el final no acabarán hasta el último fin de semana de junio, lo que significaría tener que hacer frente a un mes más de sueldos, lo que ha puesto en pie de guerra a los equipos que ya están clasificados, que no descartan renunciar a tomar parte en la promoción como medida de protesta por la decisión federativa.
Cabe destacar que en la circular que se le ha enviado a los clubes se refleja que en caso de renuncia de un equipo no se jugará el play off, ascendiendo los cinco restantes, pero si renuncia más de uno se invitará a los siguientes equipos mejor clasificados.
La directiva del Cidade de Narón estudiaba ayer la postura a seguir, pero su vicepresidente, Tomás Llao, destacaba que “para los equipos que no asciendan en la primera eliminatoria es un gasto inasumible, porque pueden tener dos desplazamientos más y que pagar un mes más a la plantilla y en estos momentos de crisis eso es complicado”. Además, añadía que “hemos hablado todo los clubes y veremos a ver lo que pasa, pero la gente está muy enfadada, porque no se contó para nada con nosotros”.

Malestar en los clubes por los cambios en la promoción