Las playas de Ares, sin duchas tras el robo de ocho unidades portátiles

Las únicas duchas que no fueron robadas son las que fueron realizadas en piedra de la playa de Ares
|

Los usuarios de las playas del municipio de Ares no pueden hacer uso de las duchas instaladas en los arenales debido a que el Concello está reponiendo las ocho portátiles que fueron robadas antes del verano.
“Nos han robado todas las duchas en las playas del Raso, Chanteiro, Puntal y Seselle, que eran de acero inoxidable, para venderlas, y nos han dejado sin servicio”, explica el alcalde, Julio Iglesias. El regidor apunta además que las únicas que no se han llevado son las de la playa de Ares, ya que son de piedra y no interesan para hacer negocio. Iglesias sostiene además que no es de recibo ofrecer ese servicio en una playa mientras que en las otras no se pueda dar, en alusión a unas quejas formuladas por algunos vecinos con respecto a que las duchas de este arenal, que funcionan, no tengan agua.
“Las de Ares funcionan, pero mientras no tengamos las duchas del resto de los arenales no daremos el servicio de agua, que creemos deben tener todas a la vez”, explicó el regidor, quien recuerda además que están en pleno proceso de aumento de la presión de agua a las viviendas de las zonas más altas del término municipal, que pasarán de 1 kilo de presión a 9. Un cambio significativo que obliga a los propietarios de estas casas a instalar unos sistemas reductores, que tampoco permiten abrir el paso de agua a las duchas de la playa de Ares.
“Si damos agua a estas duchas la potencia podría reventar las tuberías de estos domicilios”, explica Iglesias, quien recuerda que lo que debe primar por encima de todo “es garantizar el suministro doméstico”.
No obstante, Julio Iglesias afirma que en los próximos días todas las viviendas dispondrán de este elemento.
Asimismo, los servicios municipales ya han fabricado 5 de las 8 duchas sustraídas, en acero galvanizado en sustitución del inoxidable, y en breve se reubicarán en las playas en las que fueron robadas.
Así pues, cuando estén todas disponibles y hayan finalizado las labores de colocación de los reductores en los domicilios, las duchas de los arenales volverán a estar operativas, según manifestó el alcalde. l

Las playas de Ares, sin duchas tras el robo de ocho unidades portátiles