El tradicional encendido navideño atrajo a cientos de personas a la calle

Acto de encendido del alumbrado en amboage
|

La bola gigante que adorna la plaza de Amboage se convirtió ayer por la tarde en la atracción principal de los más pequeños y los que no lo son tanto.

El acto del encendido navideño por parte del alcalde, Ángel Mato, es, como cada año, un instante muy seguido por los ferrolanos, que no dudaron en concentrarse en la plaza de Amboage para vivir este esperado momento.

Aunque algunas calles como la Galiano contaron con iluminación encendida mucho antes de que se apretase el botón oficialmente y algunas otras, como Magdalena, siguieron a oscuras después del encendido oficial, lo cierto es que desde hoy la ciudad brilla algo más en cuanto a plazas y calles.

La zona de Armas, sin embargo, ha tenido que limitarse este año a contar con algunas luces en los balcones del Palacio Municipal, sin poder tener los característicos adornos en la plaza, que se encuentra en obras. La plaza de España –con un gran cono a modo de árbol navideño– y la de Amboage –con la bola hueca, en la que puede entrarse para ver las luces desde otra perspectiva– suplieron la falta de iluminación de la plaza del Ayuntamiento.

El tradicional Belén de luces que se instalaba allí en los últimos años se trasladó a la entrada del edificio administrativo de la Xunta, donde ayer ya quedó iluminado.

Creaciones Luminosas SL es este año la encargada de la iluminación navideña de la ciudad, que tiene un coste de 92.000 euros y que ha llenado la ciudad de arcadas con motivos como estrellas, bolas, hojas de otoño, etc. en colores tradicionales como dorado o plateado, además de rojos, verdes o azules en algunas calles.

El tradicional encendido navideño atrajo a cientos de personas a la calle