Reportaje | Cotillones y fiestas privadas frente a rutas por las calles más céntricas

Son muchos los que no cambian sus costumbres habituales y en fin de año salen por las zonas de copas de siempre
|

La noche de fin de año se vive de múltiples maneras, en la tranquilidad del hogar y en familia, realizando un viaje, en la nieve, o saliendo a la calle a festejar con el mejor de los ánimos que un año culmina y otro empieza. Para los que optan por salir ese día las opciones son muy variadas. Los hoteles de la ciudad organizan para esta noche cotillones que incluyen cena, degustación de las uvas de la suerte y posterior baile. El Gran Hotel Ferrol, por ejemplo, ya tenía vendidas todas las plazas para su cena de Nochevieja hace unos días.
El parador también ofrece la posibilidad de disfrutar de la cena y las uvas y pasar la noche en sus instalaciones, algo habitual en los establecimientos hoteleros.
La sala de fiestas La Concha, habitual espacio de celebraciones, acoge esta noche especial su tradicional celebración de fin de año, que incluye menú de gala, uvas de la suerte, cotillón, chocolate con churros de madrugada y dos copas durante la posterior sesión de baile.
Los más jóvenes, de entre 16 y 20 años optan mayoritariamente por asistir a un cotillón como los que organizan recintos como La Suite, en la Avenida de Cataluña de Narón, o la discoteca INK, en la carretera de Castilla. Aquí se ofrecen. La venta anticipada de entradas se pueden adquirir por 35 euros mientras que si se adquieren esa noche en taquilla el precio sube hasta los 50. La entrada da derecho a barra libre, línea de autobuses, espectáculo de sonido con animadores, photocall, servicio de catering, cocktail de bienvenida, parking privado o confetitron, entre otros.
Al margen de cotillones en hoteles o salas de fiestas, una gran parte de la población, sobre todo de entre 20 y 40 años, acostumbran a salir por las zonas habituales de marcha en el centro de Ferrol o por detrás del centro comercial Odeón para realizar una ruta por los locales de copas que abran esa noche para terminar la noche en espacios de apertura tardía como Onda o la fiesta de la Plaza de Galicia.
Refuerzo Policía Local
Para que todo discurra con la mayor normalidad posible los concellos de Narón y Ferrol, que son los que mayor movimiento de gente soportan durante la última noche del año se han organizado dispositivos especiales por parte de la Policía Local, que reforzará el servicio esta noche. Si bien en Narón en estos días navideños el servicio se ha visto reforzado ya con patrullas formadas por seis agentes, en lugar de los 3 o 4 habituales, para la noche de fin de año se destinarán 10 policías, reforzando el servicio en media docena de efectivos. Cabe destacar que el municipio naronés cada madrugada del uno de enero se celebra una gran fiesta de Nochevieja a la que asisten miles de personas. Como es tradición, el evento se desarrolla en la Plaza de Galicia a partir de las 00.30 horas bajo una carpa de 1.000 m2 con capacidad para unas 4.000 personas. Esta es la opción más recurrida para quienes prefieren pasar el fin de año recorriendo algunos locales de copas haciendo parada en algún momento de la noche en la Plaza de Galicia donde no faltará la música.
Al margen de las salas de fiestas que pueden abrir toda la noche el resto de locales deberán ceñirse al horario establecido en sus licencias de apertura, como explican desde Narón.
La vestimenta es algo que también preocupa a quienes salen esta noche del año. Tanto que en los últimos días se disparan las ventas de trajes y vestidos de gala para la ocasión.

Reportaje | Cotillones y fiestas privadas frente a rutas por las calles más céntricas